Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 23 de noviembre de 2012

Ayer se presentó una fuerte discusión entre dirigentes del parojudicial en Paloquemao en Bogotá. Esto evidenciando que el rumor de que la división de los empleados judiciales hace parte del cada día del paro es cierto.

El episodio se centró en una fuerte discusión entre el presidente de Asonal, Nelson Cantillo y Luis Eduardo Camargo, investigador criminalística del CTI, por poco y termina a los golpes entre los presentes.

Colprensa conoció, como único medio presente, el desarrollo del enfrentamiento: Cantillo entregaba el parte a los funcionarios presentes en el Complejo Judicial de Paloquemao (Bogotá), de una reunión realizada en el Senado con la ministra de justicia, Ruth Stella Correa; Camargo tomó el micrófono y le dijo que debía decir la verdad de lo que sabía.

“El señor Cantillo debe reconocer públicamente que, a pesar de hablar del irrestricto apoyo de toda la bancada de la Comisión Primera del Senado de la República, ellos mostraron serios reparos respecto a la irresponsabilidad en la convocatoria de este paro y llamaron irresponsabilidad porque ciertamente a la fecha se está negociando con el Gobierno Nacional en abstracto, porque no tenemos un documento que pida en sus justas dimensiones el monto total de la nivelación”, aseguró el funcionario.

En medio de las rechiflas de uno y los gritos de apoyo de otros, Camargo continuó a los gritos, diciendo lo que, según él, conocía: “Hicieron serios reparos al pugilato que internamente se está viendo en Asonal. Hay una disputa entre el señor Cantillo y el señor (Fernando) Otálvaro. No soy un infiltrado aquí y me he presentado todos los días que se hacen este tipo de charlas, como líder de la 30 con 13”. El funcionario insistió en continuar hablando, pese a que muchos le gritaban que se fuera de las instalaciones del complejo judicial. “Ustedes no conocen circunstancias y no me va temblar la voz para desenmascarar la mentira y dar a conocer la verdad. Un día antes de la reunión que se dio ayer en el Congreso, la compañera Orfa Cardona y su jefe, que son enlaces del CTI en la Comisión de Acusaciones de la Cámara, en horas de la noche estaban sosteniendo una reunión con el senador Avellaneda y con otra senadora, y se encontraba el señor Cantillo”, manifestó. Camargo continuó con su discurso mientras los ánimos se iban acalorando. “Una de las compañeras, preocupadas porque así lo estaba señalando el senador Avellaneda, ya que no se tenía un informe completo, hizo entrega de un informe de Ibagué, para que el senador se hiciera una base de lo que estaba pasando, me cuenta la compañera que el señor Cantillo se molestó y se retiró”, indicó, para luego manifestar que si las cosas seguían así, el CTI se retiraría del paro.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.