Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 16 de octubre de 2017

Por ejemplo, las armas no conservarán su forma, ni representarán o contendrán figuras.

Uno de los compromisos a los que se llegó dentro de los acuerdos de paz a los que llegó el Gobierno Nacional con la antigua guerrilla de las Farc, hoy grupo político, fue la construcción de tres monumentos como un recuerdo de lo que fue la guerra que afectó al país por más de 50 años y que se pudo solucionar por la vía negociada.

En tal sentido las partes pactaron que los mismos estarán en algún lugar de Colombia -muy seguramente Bogotá-; La Habana, Cuba, en agredecimiento a que fue la sede de los diálogos por más de cinco años, y en la sede de las Naciones Unidad, en Nueva York, organización que también fue fundamental para el desarrollo positivo de las conversaciones.

Las estructuras ya han empezado a ser diseñadas, para lo cual Gobierno y Farc han contado con el aporte de la academia, por medio de la Universidad Externado de Colombia, para lo cual ya se definieron las características fundamentales que deberán tener.

Por ejemplo, las armas no conservarán su forma, ni representarán o contendrán figuras.

También la idea es que las tres esculturas dignifiquen a las víctimas del conflicto armado en Colombia respondiendo a los principios de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Se busca que los mismos permitan recordar lo ocurrido, comprender los motivos que dieron origen a la guerra y que procure la memoria popular y colectiva; sean un símbolo de convivencia que contribuya a sanar heridas entre toda la sociedad colombiana.

Tampoco los monumentos representarán una apología a la tragedia de la guerra, ni re-victimización. Se recomienda además que se tengan en cuenta las condiciones ambientales del lugar donde se instalen, con el fin de garantizar su durabilidad y sostenibilidad, como también que se realicen guías y protocolos para la conservación de la obra y su sostenibilidad económica.

Igualmente, hay un recomendación para que se realice en el lugar donde ocurrieron los hechos, sitios públicos y académicos tanto de la zona rural como urbana: parques, calles, universidades, colegios y escuelas. También deberá contener información relacionada con los hechos victimizantes: nombres, historias, hechos, cifras.