Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Juliana Ramírez Prado

martes, 3 de noviembre de 2015

César Caballero, director de Cifras & Conceptos, indicó que si bien esta ciudad frente al proceso de paz muestra bastante favorabilidad, no sucede lo mismo con la reconciliación pues es mucho más cautelosa y no es tan abierta.   De las encuestas realizadas a 6.551 personas en todo el territorio nacional, 733 se  hicieron en la capital del Atlántico y se determinó que solo 34% de los barranquilleros le daría trabajo a alguien que fue miembro de un grupo armado ilegal frente a 61% de bumangueses que también lo haría o 52% del promedio nacional. 

Así mismo, 35% de los barranquilleros dejaría que sus hijos estudien con hijos de excombatientes frente a 56% de bogotanos que lo haría. Y solo 31% aceptaría ser vecino de alguien que fue miembro de un grupo armado ilegal frente a 60% de bumangueses que lo aceptarían.  En la controvertida participación política, se resalta que solo 18% de ciudadanos barranquilleros estaría dispuesto a que alguien que fue miembro de un grupo armado ilegal participara en política. Ariel Ávila, coordinador del Observatorio Fundación Paz y Reconciliación, manifestó que  a nivel general se nota un aumento importante de cierta aceptabilidad de la convivencia con excombatientes en las zonas urbanas y seguramente se deriva del aire positivo que se levantó después de la firma del acuerdo de justicia. “Aunque el ELN no ha cesado sus acciones, hay un efecto de la tregua unilateral con las Farc que la gente valora”, recalcó Ávila.

El analista subrayó que  preocupa que los porcentajes son muy bajos, especialmente para la participación política que está por debajo de 40% y teniendo en cuenta que se está a menos de seis meses de una firma y de una refrendación, falta más pedagogía basada en una estrategia de aceptabilidad. 

Si los anteriores temas se segregaran por edad, serían las personas de 26 a 35 años los que  serían más tolerantes  a incluir desmovilizados en su entorno y los menos tolerantes serían las que tienen más de 65 años. En otro punto, se le preguntó a los encuestados ¿cuál cree usted que es la mejor para solucionar la lucha contra las Farc?, las respuesta aunque con poco margen de diferencia, ya que 33% están de acuerdo con una negociación política con las Farc, 29% cree pertinente por medio de promover la desmovilización de sus miembros y 26% cree que es correcto la derrota militar,  se denota una gran caída en el último punto. En diciembre de 2014, 31% de los consultados estaban de acuerdo con la vía militar, es decir, que de ese momento a la fecha ha bajado cinco puntos porcentuales. 

Diego Cediel, docente de Ciencia Política la Universidad de la Sabana, afirmó que”  la tensión amigo - enemigo que ha creado el Estado respecto a las Farc, se ha mermando consecuencia de resultados en la mesa de negociación”. Finalmente, suponiendo que  por la vía negociada se acabaran las guerrillas en el país, el Gobierno tiene que tener en cuenta que a 36% de los colombianos los inquieta en mayor medida la violencia generada por delincuencia en las calles.

Las opiniones

Ariel Ávila
Coordinador del observatorio de la fundación paz y reconciliación
“Preocupa que los porcentajes son muy bajos, especialmente para la participación política que está por debajo de 40% y  en consecuencia falta más pedagogía basada en una estrategia de aceptabilidad”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.