Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

lunes, 14 de abril de 2014

El director nacional del CTI de la Fiscalía General, Julián Quintana, explicó cómo será el procedimiento al que se someterán los bienes incautados por parte del ente acusador. Éstos serán sometidos a subasta.

“La Fiscalía podrá enajenar los bienes, inclusive si éstos amenazan ruina o afectan el medio ambiente, se podrán destruir”, dijo Quintana al referirse al nuevo proceso de bienes incautados que estipula la ley 1615 de 2013 reglamentada a través del decreto 696 del 2014.

Este nuevo proceso nació de una iniciativa de la Fiscalía General de la Nación y el Gobierno Nacional “para poder impulsar el tema del comiso y la recuperación de los bienes dentro del proceso penal”, algo que no manejaba en el ente acusador.

El decreto explica que los bienes serán subastados y vendidos al mejor postor, “los recursos que sean objeto de medidas con fines de comiso quedarán a disposición del Fondo Especial para la Administración de Bienes de la Fiscalía General de la Nación para su administración de acuerdo con los sistemas que para tal efecto desarrolle el Fiscal General y deberán ser relacionados en un Registro Público Nacional de Bienes”.

Quintana explicó que los dineros recolectados producto de la venta de los recursos de decomiso serán destinados a proyectos de la entidad judicial. Mientras que los dineros provenientes de la venta de bienes sometidos a la extinción de dominio serán destinados al Fondo para la Rehabilitación Inversión Social y Lucha Contra el Crimen Organizado (Frisco).

“La estrategia del Fiscal es atacar directamente las finanzas ilícitas, por eso estamos creando este proceso que nos permite atacar directamente las finanzas sobretodo de narcotráfico y de organizaciones delincuenciales”, dijo Quintana, quien además, explicó que aunque el proceso de subasta es paulatino, ya tienen en proyecto algunos bienes.

“Tenemos $400.000 millones incautados por el comiso, para posteriormente hacer la subasta de los bienes (…) todos los bienes que se denominen chatarra o amenaza en ruina serán destruidos”, aseguró el director.

Frente a la preocupación que presenta Asopartes, respecto a que los bienes podrían ser comprados por delincuentes, Quintana aseguró que “el fondo es serio” y por lo cual “todos los procesos serán manejados con legalidad” como lo ordenen las normas, “los delincuentes no van a poder aprovechar el tema de que la Fiscalía General venda los bienes porque va a hacer una subasta pública y los bienes se van a exhibir”.

Entre los bienes que pretenden ser subastados se encuentran apartamentos, vehículos, helicópteros, fincas, casas, joyas, botes, obras de arte y hasta elementos de consumo.

Julián Quintana expuso que la Fiscalía General cuenta con dos modalidades para recuperar los bienes. Por un lado está lo que se conoce como el procedimiento de extinción de dominio, en la que las autoridades incautan los bienes fuera del proceso penal.

Por otro lado, lo conocido como comiso, que se desarrolla dentro del proceso penal, es decir, cuando la persona capturada decide entregar voluntariamente los bienes.

En este último caso, todos los bienes “deben estar en cabeza de la persona que se está investigando y que dichos bienes tengan una relación directa con el delito cometido”, como es el caso del Papero, a quien sus bienes entraron al fondo de la Fiscalía para ser administrados, “estos bienes se pueden vender”.

En total son 110.472 bienes que, según un primer balance de la entidad de investigación, están valorados en un poco más de $177.000 millones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.