Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe viernes, 17 de octubre de 2014

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu asegura en los autos dictados esta semana que existen “indicios racionales y bastantes” de que los dos expresidentes de Caja Madrid habrían “consentido, aceptado y propiciado el uso indebido de los fondos de la entidad”.

El magistrado ha fijado una fianza de responsabilidad civil de US$20,4 millones para Miguel Blesa y de otros US$3,8 millones para Rodrigo Rato por el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid, fianza que ambos tienen previsto recurrir, según fuentes jurídicas.

En los razonamientos jurídicos de ambos autos, el juez Andreu señala que de las diligencias practicadas hasta la fecha “se desprenden indicios racionales y bastantes” de que tanto Blesa como Rato habrían “consentido, aceptado y propiciado el uso indebido de los fondos de la entidad mediante la atribución y uso en provecho propio, y mediante la entrega de tarjetas de crédito a miembros del consejo de administración, de la comisión de control, a consejeros ejecutivos y a directivos”.

El magistrado añade que la entrega de estas tarjetas supuso la percepción por parte de esas personas de cantidades que “no están justificadas ni contractual ni funcionalmente”.

En los dos autos, el juez recalca que la existencia de dichas tarjetas de crédito no constaba formalmente en ningún sitio y acusa tanto a Blesa como Rato, en su calidad de expresidentes de Caja Madrid, de no ejercer ningún control ni supervisión respecto a los gastos que se generaron, que ascendieron a US$19,7 millones entre 1999 y 2012.

En este sentido, el magistrado considera que dicha conducta podría constituir “un delito continuado de administración desleal”.

Ripe / Expansión
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.