Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Angélica Benavides miércoles, 24 de julio de 2019

Los conocidos Kfir C-12 están llegando al final de su vida útil

Días después del anuncio de Estados Unidos de ofrecerle a Colombia la venta de una escuadra de 15 aviones Fighting Falcon F-16, la Fuerza Aérea Colombiana reveló su intención de comprar nuevos aviones, aunque el movimiento no se daría en 2019.

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) explicó que luego de cuatro años de análisis técnicos, logísticos y operacionales, ha seleccionado tres opciones de aviones para actualizar su escuadra de supremacía aérea.

La razón es que, aunque los actuales Kfir C-12 todavía cuentan con la tecnología necesaria para defender la soberanía aérea nacional, la tecnología avanza y estos modelos necesitan un reemplazo para lograr la máxima capacidad del escuadrón.

Según la FAC, este cambio “toma tiempo, por la gestión de recursos para financiar el proyecto, la disposición de los Estados para proveerlos, las líneas de producción para compra de aviones nuevos o la disponibilidad de escuadrones de usados, entre muchos otros factores a considerar”.

Pero la compra de los aviones también implica dinero, justo en un momento de ajuste en las cuentas nacionales.

El valor unitario de estos aviones estaría alrededor de los US$18 millones a US$20 millones y una escuadra de supremacía aérea tiene entre 20 y 25 aviones. Es decir, que la compra total estaría alrededor de los US$300 millones, equivalentes a cerca de $1 billón.

En efecto, un avión Fighting Falcon F-16, como los que ofreció Estados Unidos para que Colombia pueda tener una respuesta adecuada a los aviones SU-30 de Venezuela -cuyo costo oscila entre US$33 millones y US$45 millones, cuesta entre US$14,6 millones y US$18,8 millones aproximadamente, según el modelo. Es decir que los 15 aviones podrían costarle al país entre US$219 millones y US$282 millones.

Pero esta no es la única opción que han evaluado el Gobierno y la FAC.
El Eurofighter, que produce Airbus y es producto de una alianza de supremacía aérea entre varios países, tiene un valor estimado de US$101 millones, equivalentes a $319.166 millones.

Este avión estuvo presente en la más reciente versión de la feria F-Air en Rionegro, Antioquia, y sus fabricantes destacaron su tecnología de punta y la posibilidad de Colombia de hacer parte de la cadena de valor global de Airbus al comprar este tipo de avión, así como la alianza en temas de defensa militar aérea con España, Italia, Francia y Reino Unido, los países que participaron en la creación del modelo.

El tercer modelo que evalúan el Ministerio de Defensa y la FAC es el Saab Gripen, cuyo valor oscila entre los US$30 millones y los US$60 millones. En moneda local, significa que los colombianos tendrían que pagar entre $94.866 millones y $189.733 millones por cada unidad comprada.

Varios expilotos de la FAC consultados destacaron la necesidad de actualizar la flota de aviones de la Fuerza Aérea, pues mantener vigente la tecnología de estas herramientas garantiza la adecuada defensa aérea.

Para cuando el Gobierno decida comprar los aviones, la Fuerza Aérea podrá entregarle los informes de análisis que ya tiene listos y que incluyen pruebas de los pilotos de los Kfir C-12, quienes se han desplazado hasta países donde ya operan los aviones opcionados para probarlos.

Mientras tanto, los Kfir seguirán como la única escuadra de supremacía aérea del país y a la espera del relevo generacional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.