Reuters Miércoles, 28 de marzo de 2018

Los funcionarios colombianos, se encargaban de proveer la documentación para que las aeronaves salieran cargadas de narcóticos.

Capturaron a 11 funcionarios colombianos de aeropuertos locales que colaboraban con el poderoso cártel mexicano de las drogas de Sinaloa, ayudando desde sus cargos a sacar cocaína hacia otros países, informó el miércoles la Policía.

Según las autoridades, los funcionarios, algunos de ellos controladores aéreos, se encargaban de proveer la documentación requerida para que las aeronaves salieran cargadas de narcóticos sin inconvenientes.

“Esta organización no solo se valía de rutas aéreas, sino también marítimas en zona costera del departamento de Nariño, enviando la sustancia estupefaciente, en la modalidad de lanchas rápidas tipo “go fast”, hacia Centroamérica”, escribió en su cuenta de Twitter el director de la Policía colombiana, general Jorge Nieto.

La operación tuvo la colaboración de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, agregó Nieto.

A su vez, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de Colombia explicó que las aeronaves utilizadas por los narcotraficantes eran alquiladas también en países de Centroamérica y algunas islas del Caribe.

Los carteles mexicanos tienen nexos con narcotraficantes colombianos a los que compran cargamentos de cocaína que posteriormente envían a Estados Unidos, según fuentes de seguridad locales.

El cártel de Sinaloa es considerado como el grupo del narcotráfico dominante en México por su capacidad para corromper autoridades, así como por la diversificación de sus actividades ilegales a nivel internacional.