Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 23 de septiembre de 2013

La organización Internacional de Franciscanos, el Congreso Ambiental de Santander y el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán pidieron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU incluir dentro de sus recomendaciones la protección del páramo de Santurbán.

Cinco recomendaciones presentó la organización Internacional de Franciscanos ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, ONU, con relación a la protección del páramo de Santurbán, en la sesión realizada el pasado jueves por la entidad internacional en Ginebra, Suiza. 
 
La organización religiosa tiene voz en el Consejo de Derechos Humanos y de la mano con el Congreso Ambiental de Santander y el Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán, recomendó al Estado colombiano lo siguiente:
 
Primero, “garantizar una delimitación del páramo que reconozca y proteja todas sus 160 mil hectáreas según criterios técnicos”; segundo, “abstenerse de otorgar licencias ambientales de explotación minera en el páramo de Santurbán”; tercero, “tomar medidas concretas para proteger la sostenibilidad del derecho al agua para las dos millones de personas que dependen de la integridad del páramo”; cuarto “investigar, detener y sancionar los daños que se han cometido”; y quinto, “aplicar el principio de precaución como fue solicitado mediante derecho de petición ante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Territorial por la Familia Franciscana de Colombia, la Conferencia de religiosos y la mesa ecuménica por la paz”. 
 
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU emite todos los años un Examen Periódico Universal, en el que evalúa el estado de los derechos humanos en los países miembros. 
 
“Debido a la situación de Derechos Humanos de Colombia, el país tiene una atención especial de las Naciones Unidas, por eso se hacen estas evaluaciones en donde hay participación de la sociedad civil. Lo que viene ahora es la asunción del Consejo de las recomendaciones presentadas”, explica Miguel Ramos, abogado y miembro del Comité por la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán. 
 
Si la ONU acepta esta recomendación deberá ser presentada en su examen sobre los derechos humanos en Colombia, y a su turno el gobierno colombiano deberá decidir si acata o no estas cinco recomendaciones. 
 
“No solo técnico" 
 
Mientras tanto, voceros de la comunidad minera de Soto Norte señalaron que no solo los criterios técnicos deben tenerse en cuenta en la delimitación del páramo de Santurbán. 
 
“No podemos dejar a un lado lo socioeconómico, la misma ley del plan de desarrollo lo exige y nos preocupa que el Humboldt no tiene un estudio socioeconómico serio de la zona”, señaló Edwin Esteban, vocero de los mineros de Suratá, quien aseguró que los datos sociales que tiene el Minambiente es información del Dane y poca información de campo. 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.