Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 21 de noviembre de 2013

Ante el juez Séptimo Especializado de Bogotá la exsenadora Piedad Córdoba argumentó que durante su secuestro por parte de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, conoció los planes de los hermanos Castaño Gil para asesinar al periodista y humorista Jaime Garzón.

“Ellos (los exjefes paramilitares) acusan a Narváez de ser el autor intelectual, el que da la orden es Carlos Castaño”, dijo Córdoba refiriéndose a Castaño -entonces máximo cabecilla de los grupos paramilitares- de quien dijo apodaban ‘betún’.

Sin embargo, en sus explosivas declaraciones, la exsenadora explicó que durante su trabajo como jefe de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, visitó varias cárceles de EE.UU. y fue ahí donde conoció la cercanía del ex subdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), José Miguel Narváez, con las AUC.

Por lo cual reiteró la afirmación de todos los exjefes de las Autodefensas, quienes han afirmado que Narváez era uno de los asesores de ese grupo ilegal. Por esa razón Córdoba aseguró que el ex subdirector del DAS instigó a Castaño para ejecutar el asesinato debido a que Garzón supuestamente estaba vinculado con el Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Advertencia a jaime garzón
Durante el juicio que se adelanta contra Narváez por la muerte de Garzón, Córdoba dijo que le advirtió de la situación a Jaime Garzón.

Recordó que ocho días antes del asesinato se reunió en un restaurante del sector La Soledad con el periodista en donde le manifestó los planes que tenían los Castaño, “le dije que el plan de asesinarlo era porque lo catalogaban de ser un subversivo y tener nexos con el ELN”.

Sin embargo, reiteró que Garzón no le puso mucha atención a las advertencias. “Recuerdo la última conversación que tuve con él. Yo le dije, cuando regresé del secuestro: ‘Jaime, a ti te van a matar’ (…) a mí me liberaron pero a ti te van a matar. A ti te canjearon por mí”, expresó la exsenadora.

Córdoba aseguró conocer todos los detalles del plan criminal durante su secuestro, que duró del 21 de mayo de 1999 al 4 de junio de ese mismo año.

Las declaraciones de Mancuso
El exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso, aseguró en declaraciones desde una cárcel en EE.UU. haber estado en varias reuniones en las que se discutió sobre el peligro de ciertas personas para la lucha contra la subversión.

“Yo participé en reuniones en las que el doctor José Miguel Narváez habló de varias personas que ejercían un peligro enorme, porque eran cercanas a la guerrilla (…) se refirió al director del periódico Voz, Carlos Lozano, el representante a la Cámara Wilson Borja, el colectivo de abogados José Alvear Restrepo (…) personas que sin portar un fusil pertenecían a la guerrilla”, dijo Mancuso.

Además, aseguró que en varias oportunidades estuvo presente en conferencias dirigidas por parte del ex subdirector del DAS las cuales se proyectaban en los campamentos de los grupos paramilitares.

Según las declaraciones de Mancuso, en dichas conferencias, que se realizaban por orden de Carlos Castaño, Narváez hacía charlas sobre adoctrinamiento a los diferentes comandantes, “nos invitaron a charlas y cursos (…) se hablaban de temas ideológicas, lucha contra la subversión”.

Sin embargo, Mancuso aseguró que nunca tuvo conocimiento del asesinato a Garzón.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.