Colprensa Viernes, 30 de junio de 2017

Con la terminación de un nuevo ciclo de negociaciones entre el Gobierno y el ELN, en Quito, y el anuncio de que se creará una comisión para hablar sobre el cese el fuego, los ánimos volvieron a surgir alrededor de la posibilidad de que se concrete antes de que llegue el Papa Francisco al país.

Durante este año se ha cuestionado continuamente la voluntad de paz del ELN, el caso más reciente fue por tener en su poder a dos periodistas en el Catatumbo aunque fueron liberados días después.

Sin embago, ‘Pablo Beltrán’, jefe negociador del grupo guerrillero en Quito, manifestó este viernes la voluntad de lograr el cese el fuego y d ehostilidades.

Al respecto varios sectores políticos demuestran su
optimismo, pero de manera mesurada, como por ejemplo, la representante de la Alianza Verde, Angélica Lozano.

“Es una buena noticia, sin embargo, necesitamos que sea cierta porque el ELN ha demostrado estar atomizado y no tener  unidad de mando, entonces una cosa es lo que dicen los voceros como ‘Pablo Beltrán’ y otra lo que pasa en el país”, dice la representante.

Otros, como la representante del Partido Liberal Clara Rojas, plantean que el cese realmente debe aplicarse ya: “Sería ideal que lo hicieran de manera inmediata, ya no tendría sentido que dilaten tener personas secuestradas o que realicen algún ataque a la infraestructura adicional. Lo que queremos es ver realidades a partir de este momento, y el mejor compromiso con el Papa y con Colombia es que esta voluntad de paz la empiecen a practicar”, sostuvo.

Desde el Centro Democrático, el representante Edward Rodríguez señala que siempre han insistido que cualquier diálogo en pro de la paz debe ser tras la exigencia de establecer un cese el fuego, pero igual, dicen que este proceso se ve muy lejano.

“Yo lo que veo es que este proceso va a tardar mucho más tiempo y no se va a firmar en este Gobierno, porque si con las Farc les tomó siete años imagino que con el ELN se les duplicará. Ahora bien, creo que de todas formas es bienvenido pero tiene que ser unilateral”, asegura.

Y agrega: “Ese cese el fuego tiene que ir de la mano de acabar con el secuestro, con la microextorsión que tiene en los diferentes departamentos y el Gobierno Nacional tendrá que verificar que no le lleguen armas a estos grupos terroristas con ocasión del desarme de las Farc. O sea, que no se un tiempo para fortalecer su accionar y para que la fuerza pública se apague”, agrega Rodríguez.

Pero la visión desde el Polo Democrático es muchísimo más positiva, en especial por parte del representante Alirio Uribe, quien ha estado cercano a las partes que buscan el acuerdo.

“Nosotros vemos con muy buenos ojos esa posibilidad en virtud de que ya llevan varios meses el Gobierno nacional como el ELN hablando del punto 5 de la agenda, que tiene que ver con el desescalonamiento del conflicto y con el tema de las medidas humanitarias y la posibilidad de un cese bilateral el fuego. Me parece importante que con ocasión con la visita del Papa Francisco, se le pudiera dar una buena noticia a los colombianos y es la posibilidad de que se dé ese cese bilateral el fuego”, dice el legislador del Polo.

Uribe afirma que no ha sido fácil este proceso y que hay dificultades, pero recuerda que con las Farc se especuló mucho sobre las cosas que no iban a pasar y hoy ya cumplieron con la dejación de las armas.

“Creo que todos los colombianos deberíamos hacerle fuerza a ese mensaje de paz que quiere darle el Papa al país y vaya acompañado de ese gesto humanitario”, finaliza.