Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co miércoles, 17 de febrero de 2021

La suplantación de sitios web y robo de datos están entre los delitos más frecuentes y denunciados

La llegada del covid-19 no supuso solamente un cambio en las pautas de salud, sino también una nueva forma de interacción con las plataformas digitales tanto para empresas como para los ciudadanos.

Con esa llegada de la virtualidad todos nos volvimos más vulnerables ante las operaciones, transacciones y trámites que hacemos desde un computador o un teléfono móvil. Por ejemplo, tan solo en el primer trimestre de 2020, un periodo difícil por causa del confinamiento, los ciberdelitos aumentaron 37% comparado con 2019.

En ese mismo lapso de tiempo, se registraron 7.082 denuncias, lo cual representó un incremento de 27%, según datos de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones.

A pesar de la reactivación económica y el fin de la cuarentena generalizada, para noviembre de 2020 hubo un aumento de 83% de los delitos cometidos por medios informáticos, pues se pasó de 21.107 en 2019 a 36.834 delitos.
Axel Díaz Ortega, director de Adalid Corp, indicó que las estafas a través de medios informáticos, los robos de información de entidades bancarias y de redes sociales y la suplantación personal en redes sociales son los más analizados por la compañía, la cual se dedica a los servicios legales de alta tecnología.

Sobre los ciberdelitos a usuarios de entidades bancarias, el directivo afirmó que “la ciberdelincuencia afecta las entidades bancarias cuando los controles a nivel electrónico dan pie a estas acciones delictivas. Por ejemplo, las opciones de pagar en las páginas pueden producir desvíos a otros sitios web maliciosos. La persona debe reportarle al banco que hay un fraude representado en robos de información de cuentas importantes guardadas en el celular”.

Díaz añadió que el usuario con problemas de esta índole debe acudir a la Superintendencia Financiera para que evalúe la responsabilidad tanto del delincuente como de la entidad bancaria.

Otro de los problemas reportados en medio de la coyuntura fue la suplantación de entidades gubernamentales, siendo la Dian el Ministerio de Salud las que más han sufrido suplantaciones por medio de correos maliciosos para captar información. “Ni la Fiscalía ni la Dian, ni el Ministerio de Transporte se va a contactar directamente con los usuarios a través de un correo electrónico”.

El Ministerio de Salud también ha sido suplantado ahora que está en boga la vacunación en Colombia. Cada vez que llega un correo de las supuestas entidades, se debe eliminar”, afirmó el directivo. Díaz agregó que la ciudadanía puede anunciar estos casos ante la Fiscalía General de la Nación y ante el CAI virtual de la Policía Nacional. Una vez puesta la denuncia se inician las pesquisas para dar con el culpable del ataque.

Variación de los casos

Según datos de la Dijín, estos son los otros delitos informáticos registrados con sus variaciones: la suplantación en sitios web estuvo representada por un total de 4.776 casos durante 2020, con una variación de 435% si se compara con los 892 casos del año inmediatamente anterior; la extracción de datos y registros personales también tuvo una gran incidencia en las denuncias hechas durante el año pasado, pues se presentaron 2.663 casos, un incremento importante si se consideran los 563 casos de 2019. Con una variación de 359%, la suplantación de identidad por correo electrónico fue otra modalidad con un alto número de casos, presentando 1.527 durante 2020 y tan solo 333 en 2019.

En cuanto a las modalidades de hurto o fraude electrónico que tuvieron un descenso destacan: los cajeros automáticos tuvieron una variación de -21% con 2.315 casos durante 2020. El acceso remoto no autorizado también sufrió una caída de 37% con 1.287 casos. Y, por último, los ataques por medio de datáfonos presentaron una disminución de 39% con 196 casos en 2020, mientras que en 2019 hubo 323.

El panorama regional

Colombia no fue la única nación con problemas de ataques cibernéticos, pues la región de Latinoamérica reportó significativos retos en cuando a este problema. En una rueda de prensa realizada ayer por la empresa Appgate, se explicó que la pandemia fue un catalizador para que los canales digitales fueran usados en mayor medida durante el año pasado.

Para la empresa, atomizar el perímetro de las personas y las organizaciones generará que millones de personas queden por fuera de estructuras de seguridad que les permitan navegar con total confianza por la red.
Por esta razón, en el reporte de la empresa se reveló que la modalidad de phishing, entendida como esa opción de engaño para compartir datos personales, creció 349% en toda la región entre diciembre de 2019 y 2020.

En cuanto a las entidades bancarias, el reporte mostró un crecimiento de 200% en la implementación de canales digitales de bancos y un aumento de 180% en transacciones destinadas al e-commerce en Latinoamérica.
Estas adopciones de nuevos canales digitales por cuenta del aislamiento obligatorio que tocó implementar en varios países abren las puertas al fraude electrónico en todas sus formas, como el malware, el cual es un virus intrusivo que busca captar información.

LOS CONTRASTES

  • Germán PatiñoDirector de ventas Latam de Appgate

    “Estamos en una exposición constante de la ciberdelincuencia, ya que existe un comportamiento sistémico de la modalidad de fraude que afecta a empresas y personas”.

  • Axel Díaz OrtegaDirector de Adalid Corp

    “Los delincuentes adjuntan archivos maliciosos bajo el nombre de una entidad para que los ciudadanos los descarguen y capten datos personales”.

Appgate advirtió que 2021 debe ser un año de ajustes a las estructuras digitales para bajar los altos índices de la ciberdelincuencia en la región.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.