Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 28 de noviembre de 2013

La embajadora de Colombia en Nicaragua, Luz Stella Jara, explicará hoy en Bogotá las razones sobre la hostilidad nicaragüense y por qué no se ha podido tener un diálogo con el país centroamericano. Así la funcionaria responde al llamado a consultas que le hizo ayer la Cancillería debido al último acto de los nica contra Colombia en el Tribunal Internacional de La Haya.

Ayer la canciller María Ángela Holguín, rechazó la actitud nicaragüense, la que tildó de hostil dado que no agotó primero las instancias bilaterales.”No hemos recibido ni una sola llamada, ni una sola nota de protesta de Nicaragua pero el caso ya llegó a la Corte”, dijo. En cuanto al uso de la fuerza, la ministra Holguín manifestó que no ha habido ninguna comunicación entre ambas armadas como para que ellos digan que se han sentido amenazados o que los pescadores no pueden hacer sus faenas en la zona. 

El Gobierno colombiano cuestionó que hayan ido directamente a la Corte porque esto solo lo “hacen los países que no quieren llegar a ningún tipo de diálogo”. 

Colombia se ha excusado en la inaplicabilidad del fallo, porque va en contra del ordenamiento jurídico. De hecho, el Presidente de la República en persona ha demandado ante la Corte Constitucional los dos artículos que incorporan el Pacto de Bogotá al ordenamiento jurídico. 

“Estamos esperando a que la Corte se pronuncie. Haremos lo que la Corte indique que tenemos que hacer. No hemos desconocido el fallo, no hemos desconocido a la Corte. Lo que hemos dicho es que no lo podemos aplicar”, aclaró Holguín en rueda de prensa en el Palacio de San Carlos. 

Sin embargo, para Andrés Molano Rojas, director del Observatorio de Política y Estrategia de América Latina de la U. del Rosario, Colombia ha estado jugando con fuego con el incumplimiento de sus obligaciones. “Esta situación pone a Colombia como un país que intenta sustraerse a los deberes frente al derecho internacional, por eso aquí no se puede hablar de hostigamiento. Ha habido incumplimiento”, aclaró el experto. 

La nueva demanda de Nicaragua es algo inédito, eso de que un estado demande a otro por el incumplimiento de un fallo es algo que no había pasado antes y por eso a Nicaragua todavía le quedan los escenarios del Consejo Permanente de la OEA y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que le exijan a Colombia su aplicabilidad. 

Ricardo Abello Galvis, experto en Relaciones Internacionales, dijo que es clara la molestia colombiana y el llamado a consultas hace parte de las vías diplomáticas para analizar una situación delicada entre dos estados. “Independiente de si Colombia está de acuerdo o no con el Pacto de Bogotá, Nicaragua está presionando para reclamar lo suyo como lo dicta el fallo de la Haya” 

Otro de los puntos que tiene preocupado a Colombia es que la Asamblea de Nicaragua ha autorizado a embarcaciones de México, Rusia y E.U. a estar en el área, salvo las 12 millas de mar territorial. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.