23 de julio de 2024
Suscribirse


23 de julio de 2024
Suscribirse
Legislación

Colombia ocupó el octavo lugar en índice de lucha contra la corrupción de Control Risks

Detrás de países como Uruguay, Chile, Perú y Argentina, Colombia cayó un puesto en el ranking, alcanzando una puntuación de 4,87

23 de junio de 2022

Santiago Diaz Gamboa

sdiaz@larepublica.com.co

Canal de noticias de Asuntos Legales

La pugna contra la corrupción en América Latina sigue siendo impulsada mediante diferentes estrategias. Sin embargo, en Colombia, este panorama ha tenido un agravante, pues de acuerdo con el último informe de Control Risks, firma consultora especializada en la gestión y administración de riesgos, denominado ‘El índice de capacidad para combatir la corrupción’, el país cayó un puesto en relación con el informe anterior, llegando al octavo lugar.

Con una puntuación de 4,87, Colombia se ubicó debajo de países como Uruguay (7,42), Costa Rica (7,11), Chile (6,88), Perú (5,66), Argentina (5,04), entre otras naciones de la región (ver gráfico). El estudio comprende diferentes variables mediante las cuales se califica la lucha contra este flagelo, basándose en diferentes hechos que han llevado a evidenciar la efectividad de cada país frente a este aspecto, según explicó Silvana Amaya, analista senior de Control Risks.

LOS CONTRASTES

  • Silvana AmayaAnalista senior de Control Risks

    “La sociedad civil abrió los ojos después de algunas situaciones que trajo consigo la pandemia y también se ha vuelto más participativa e informada sobre estos temas gracias a las redes sociales”.

  • Francisco BernateAbogado Penalista

    “En Colombia hay un gran avance en la Fiscalía como entidad autónoma y los jueces de control de garantías. Lo que falta en Colombia es una lucha preventiva contra la corrupción”.

“Tratamos de volver objetivo el punto de cómo se está luchando contra la corrupción. Construimos 14 variables que proporcionan una visión completa y detallada del entorno anticorrupción de cada país y de su capacidad para detectar, castigar y disuadir la corrupción”, detalló Amaya.

Estas 14 variables se dividen en tres sectores. El primero es la capacidad legal, donde se analizan la independencia y eficacia judicial, así como el acceso a la información pública y transparencia general del gobierno, ítem que obtuvo un puntaje de 4,69 sobre 10. En otro de los puntos se analiza la democracia e instituciones políticas. Este comprende variables como la calidad general de la democracia y los procesos legislativos y de gobierno, un apartado que también obtuvo un puntaje bajo, pues este llegó 4,41.

Mientras tanto, el último sector comprende la sociedad civil y los medios de comunicación, aspecto en el cual Colombia obtuvo una calificación más alta incluso que países que lo anteceden en la lista como Costa Rica (6,14), Perú (6,35), República Dominicana (5,95) y Panamá (5,97), pues llegó a 6,42.

De acuerdo a lo explicado por Amaya, este fenómeno en este punto se ve reflejado después de la pandemia, pues la sociedad colombiana se volvió más atenta y buscaba respuestas a las problemáticas que expone este flagelo.

“La sociedad civil abrió los ojos después de diferentes situaciones que trajo consigo la pandemia y se ha vuelto más participativa gracias a las redes sociales, ya que antes no todos tenían acceso a la información de este tipo y las redes permiten ese acercamiento”, dijo. Igualmente, la experta indicó que a pesar de darse casos mediáticos no hay una efectiva respuesta de las autoridades.

¿Quiere publicar su edicto en línea?

Solo envíe su Edicto o Aviso de Ley, y recibirá la información para su publicación
Comprar ahora
Contáctenos vía WhatsApp

ÚLTIMA EDICIÓN IMPRESA