Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co sábado, 24 de septiembre de 2016

En esta segunda instancia, la defensa de Mercantil Colpatria, liderada por el socio de Gómez Pinzón Zuleta, Mauricio Jaramillo, argumentó que “una marca cuyo origen empresarial es tan evidente y posicionado, como es el caso de la denominación Cuenta Plus Colpatria, no necesita aprovecharse de la actividad ni del reconocimiento ajeno, lo cual no deja cabida para que los consumidores generen una relación del origen entre dos marcas que contienen el nombre de la entidad financiera la que pertenecen : Colpatria y Colmena”.

También se aseguró que el primer análisis se centró únicamente en el elemento ‘Cuenta Plus’ y no en la totalidad de la denominación que contiene su fuerza semántica en la expresión ‘Colpatria’, sobre la cual la empresa ya tiene derechos adquiridos, teniendo en cuenta que dentro de la Clase 35 existe un número plural de marcas que contienen el elemento ‘Colpatria’, creando así, una familia marcaria posicionada.

Finalmente, Jaramillo precisó que la marca Cuenta Plus Colmena no estaba siendo utilizada por lo que era susceptible a cancelación en ese preciso momento.

Una vez el despacho analizó los argumentos, evidenció que las expresiones que comparten los signos confrontados ‘Cuenta Plus’ son débiles para identificar servicios de publicidad, gestión y dirección de negocios en el sector financiero, bancario y monetario, toda vez que podrá ser utilizado por cualquier agente de dichos sectores económicos para describir un producto óptimo y que reporte mayores ventajas al consumidor.

Así mismo, la Delegatura  dejó claro que “aunque las marcas comparten cierta semejanza ortográfica y fonética, analizados en su conjunto, se encuentra que contienen elementos denominativos adicionales, los cuales serán los diferenciadores y determinantes para que los consumidores puedan diferenciar los servicios identificados”. 

Ante esto, el socio de la firma Amaya Propiedad Industrial, Carlos Amaya, aseguró que “la decisión de la Delegatura fue acertada, pues si bien existe una semejanza en la expresión Cuenta Plus/Cuentaplus, los signos comparados cuentan con elementos adicionales que permiten al consumidor identificar claramente el origen empresarial de cada servicio, es decir, Colpatria y Colmena”.

La decisión emitida por el Superintendente Delegado José Luis Londoño ya quedó en firme ante la Superindustria. En este sentido,  Mercantil Colpatria puede cantar victoria después de la negativa dada en primera instancia.

Antecedentes

De acuerdo a la Superindustria, el signo solicitado  corresponde a marca de naturaleza nominativa compleja, conformada por las expresiones Cuenta Plus Colpatria, sin adición de otros elementos denominativos o gráficos, toda vez que este pretende reivindicar servicios comprendidos en la clase 35 de la Clasificación Internacional de Niza, tales como servicios y negocios financieros. Aunque no hace relación directa de los servicios de la cobertura descrita, si tiene una connotación evocativa en relación con los mismos.

La opinión

Carlos Amaya
Socio de Amaya propiedad industrial
“La decisión de la Delegatura fue acertada, pues si bien existe semejanza en la expresión Cuenta Plus/Cuentaplus, los signos tienen elementos adicionales que permiten diferenciarlos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.