Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Christian Díaz Maldonado

sábado, 14 de noviembre de 2015

Sin embargo, no todos los cambios están estructurados para ser mejores dentro de las corporaciones. Muchos de ellos, están enfocados al bienestar corporativo y no al del cliente.

Aunque toda empresa dentro del sistema financiero debe pensar en la economía de la misma, esa no es la idea central del desarrollo empresarial, pues dentro de esa estructura siempre está involucrado el cliente y sus intereses. 

Por ello, el consultor y autor del texto David Hamme cree que hay que enfocar las prioridades corporativas en cómo satisfacer, retener y encontrar nuevos clientes. 

El autor asegura que la estructura corporativa convencional no ayuda al consumidor y a futuro lo que hace es debilitar las organizaciones.

El texto también se enfoca en cómo ayudar al cliente a sentirse a gusto con la empresa, a ponerlo en el papel protagónico. Le comunica al sector financiero que toda corporación depende del consumidor, por tal motivo se tiene que trabajar para él y no para los intereses propios.

Hamme recomienda a las empresas que apliquen el modelo de innovación atractiva y benéfica para el consumidor de tal forma que este se sientan complacidos.

David Hamme
McGraw-Hill Education
págs. 368

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.