Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Emilio Vargas - anvargas@larepublica.com.co miércoles, 13 de marzo de 2013

La empresa Colombina S.A. quiso registrar una marca cuyo estilo es de uso común en el mercado. Por esta razón, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) negó el registro marcario señalando que el Tribunal Andino de Justicia ha sostenido que “la forma usual de un producto es inapropiable en exclusividad”.

Así mismo, esta corporación señaló que “la forma que es apropiable por todos no puede ser objeto de derecho marcario en exclusiva para nadie”. Colombina quiso tener uso exclusivo de las monedas de chocolate, para ello quiso registrarlas com marca, alegando que “el signo es caprichoso, de fantasía y novedoso frente a los productos que pretende identificar, por lo que además, incluye algunos elementos distintivos como bordes, figuras y grabados en el interior”. Al respecto, la SIC dijo que “ el signo solicitado se desprende de una de las formas tradicionales de empacar y presentar los chocolates a lo largo del territorio nacional”. Incluso, las particularidades que se le agregaron no fueron suficientes, puesto que en vez de hacer una distinción “lleva más al convencimiento de estar frente a una moneda de chocolate”, indicó la SIC. Esta respuesta se debió porque en la moneda se estampó un dólar por un lado y la estatua de la libertad por otro.

Nestlé fue la única empresa que se opuso a dicho registro, aduciendo que “el signo pretendido igualmente es una forma usual en el mercado”.Otro de los argumentos de la SIC para negar esta marca fue que “de accederse al registro solicitado, se estaría excluyendo injustamente a otros empresarios de la posibilidad de utilizar este elemento para presentar en el mercado sus productos”. Un artículo como estos pertenece a todos los agentes del mercado, como ocurre con un envase, ya que es la naturaleza misma del producto quien demanda la forma. A menos que se le agreguen elementos realmente distintivos y fantasiosos, (que usualmente no desempeñan una función técnica) así se podrá otorgar exclusividad sobre el mismo. La negación de la SIC para el registro del signo de la moneda de chocolate se dio además porque la forma “no era lo suficientemente distintiva” para estar en el mercado bajo una figura de propiedad exclusiva.

Con base en la normativa de la CAN. para que la moneda de chocolate se hubiera podido registrar, se necesitó incluir un aspecto diferencial, lo que necesariamente cambiaría la forma de la moneda. Colombina no pudo agregar un producto más a su repertorio, que cuenta al menos con 30 marcas, entre las que sobresalen principalmente Bon Bon Bum, Coffe Delight y Nucita. En la SIC no aparece registro de apelación, por lo que Colombina no seguirá con el registro de este signo. Así entonces, seguirá siendo público y de uso común. Las monedas de chocolate son tradicionalmente populares en Colombia.

De hecho, en el mercado se ofrecen moldes caseros para su fabricación. Algunas empresas como Ítalo tienen estos ‘mini’ productos en distintas versiones para ser comercializado. A su vez, en el mundo estas monedas están difundidas y no hay registro de propiedad en su forma. Por otra parte, al cierre de esta edición no obtuvimos respuesta de los apoderados de la compañía Colombina.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.