Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co Miércoles, 3 de septiembre de 2014

Acabar con la reelección sigue siendo la joya de la corona del proyecto de equilibrio de poderes que fue radicado ayer por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en compañía del ministro de Justicia, Yesid Reyes. Esto, bajo el aval y la dirección del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

El documento que contiene 31 artículos ya está circulando en el Capitolio y antes de que pueda ver la luz, será sometido a ocho debates y cuatro de ellos, deberán realizarse antes de que finalice 2014.

El número de debates, que es alto, se da debido a que el proyecto contempla una reforma constitucional.

Cristo dijo a Colprensa que el texto es concertado, lo que garantizará un trámite ágil y eficaz en el Senado de la República, donde inicialmente se presentó y aclaró que “esta no es una reforma política, ni a la justicia, ni al sistema electoral, sino una reforma de equilibrio a los poderes públicos que va a permitir un mejor funcionamiento de la democracia y de la institucionalidad.

Aunque mucho se especuló alrededor del tema durante los últimos días, ayer, el Primer Mandatario, aclaró varias cosas, como por ejemplo, que el periodo de ejercicio de la presidencia, Contraloría, Procuraduría y otras organizaciones, se mantendrán en cuatro años y no en cinco o seis como se había pensado inicialmente.

El Presidente expresó que la decisión de mantener los periodos como están responde a la necesidad de restaurar el equilibrio de poderes en el país, que se perdió debido a las muchas enmiendas que ha sufrido la Constitución Política de 1991. “Aunque no tuve que reformar la Constitución para poder aspirar a un segundo mandato y fiel a lo que ha sido mi talante, respeté todas las reglas de juego, pero la reciente campaña electoral me confirmó personal y políticamente, que la reelección es inconveniente y por eso hay que eliminarla”.

La ampliación del periodo de los magistrados de las Altas Cortes, que pasaría de ocho a diez años, también fue desestimada por el Presidente.

Lo que si quedó en firme, según Santos, fue la posibilidad de eliminar el Consejo Superior de la Judicatura. La Auditoria, que nació hace 23 años y que está liderada actualmente por Laura Marulanda, también desaparecería definitivamente. Para finalizar, Santos se refirió a la implementación del voto obligatorio por uno o dos periodos presidenciales como un tiempo de prueba para ver si funciona o no dicho asunto, que finalmente no fue incluido en el proyecto.