Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 14 de enero de 2016

Desde 2013, el proceso estaba en estudio por parte del Juzgado 52 que condenó a 40 años de prisión al excoronel por la desaparición de Carlos Augusto Rodríguez Vera, administrador de la cafetería del Palacio de Justicia, y Bernardo Beltrán, uno de los empleados de la misma. 

En ese sentido, el despachó indica que expedirá la respectiva orden de captura para el coronel (r), que actualmente se encuentra en libertad, tras cumplirse los términos en su proceso. 

“Se expedirán las respectivas órdenes de captura para hacer efectiva la sanción principal impuesta a Sánchez Rubiano”, indica el fallo. 

El representante de las víctimas de desaparición del Palacio de Justicia, Jorge Molano, manifestó que esta es una decisión ajustada a la ley, además indicó que en el fallo el despacho señaló que hay claridad sobre la desaparición de tres de los 11 casos expuestos por la Fiscalía. Sin embargo, el Juzgado le solicita al ente acusador iniciar nuevas líneas de investigación frente a las ocho víctimas restantes del holocausto. 

Los casos que para el despacho fueron desapariciones forzadas son: el de la guerrillera del M-19 Irma Franco, Carlos Rodríguez y Bernando Beltrán. 

“Según el despacho, en los casos de los ocho desparecidos aún hay algunas dudas, y la Fiscalía debe replantear las investigaciones, hasta se podría hablar de ejecuciones extrajudiciales”, explicó Molano. 

En la decisión judicial también se condena al mayor (r) del Ejército, Oscar William Velásquez Rodríguez a una pena privativa de la libertad de igual proporción a la de Sánchez Rubiano, en este caso por la desaparición de Irma Franco, Carlos Rodríguez y Bernando Beltrán. 

Así mismo, el juez de Bogotá decidió absolver a Antonio Rubay Jimenez, Luis Fernando Nieto y Ferney Ulmardin Causaya, puesto que para el funcionario judicial la Fiscalía no logró demostrar la participación de los tres sindicados en los casos de desaparición en la retoma del Palacio de Justicia, ocurrida el 6 y 7 de noviembre, hace 30 años.

El coronel (r) debe responder por otro proceso

En octubre de 2015, la Fiscalía llamó a indagatoria a 14 oficiales, entre ellos al coronel retirado Edilberto Sánchez Rubiano, en este caso por los hechos relacionados con la tortura a la que presuntamente fueron sometidos dos estudiantes de Derecho quienes se encontraban en el Palacio de Justicia durante la toma del M-19, identificados como Yolanda Santodomingo y Eduardo Matson, además del entonces funcionario de la Corte Suprema de Justicia, Orlando Quijano. 

El ente acusador actualmente se encuentra adelantando estas diligencias y tras escuchar el testimonio de los 14 oficiales determinará si realiza una imputación de cargos por los casos de tortura hace 30 años. 

Caso de Sánchez Rubiano 

En el fallo de absolución del coronel en retiro Alfonso Plazas Vega por la desaparición de personas en la recuperación del Palacio de Justicia, la Corte Suprema de Justicia señaló que las labores de Inteligencia en la Casa del Florero fueron adelantadas por el B2 de la Brigada que comandaba el coronel Edilberto Sánchez Rubiano, en ese sentido, dicha unidad tendría un grado de responsabilidad en las desapariciones del Palacio de Justicia. 

“Asumieron todo lo relativo a los liberados, fueran o no subversivos, sin que para nada Plazas tuviera que ver con ello, o al menos los medios de conocimiento aducidos no permiten concebirlo de esa manera”, señala el alto tribunal, frente a las labores de Inteligencia llevadas a cabo por el B2, en 1985. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.