Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 4 de octubre de 2018

Dentro del mercado legal se destacan cinco tipos de firmas de abogados

El mercado de los servicios legales ha cambiado. Expertos como el editor de The Legal 500 para Latinoamérica, Tim Girven, sugieren que la llegada de firmas internacionales al mercado interno provocó una avalancha de cambios dentro de las estructuras de las firmas de abogados. AL estudió las estructuras organizacionales de importantes firmas para ver cuál es el papel que juega cada uno de los actores dentro del competitivo mundo de los bufetes y los servicios legales.

El mercado legal cuenta con cinco grandes actores: firmas boutique, firmas nacionales, firmas nacionales con relaciones internacionales, firmas internacionales y firmas multiservicios (o las Big Four).

Entre el enorme campo de las firmas boutique, se destaca Sampedro Riveros Abogados (SRA), una firma enfocada en derecho penal y asesorías judiciales. Este tipo de firmas se estructuran con equipos pequeños, entre cuatro y máximo 10 abogados. SRA cuenta con dos socios principales y seis abogados asociados.

Gómez-Pinzón, una de las firmas nacionales con mayores reconocimientos internacionales, tiene 18 socios y trabaja en 14 áreas de práctica. En total 139 abogados engrosan sus filas y sus servicios se enfocan en distintas prácticas como derecho empresarial o ambiental.

Godoy Córdoba se alió con la firma internacional Littler. Gracias a esta jugada, aumentó su presencia en el continente americano. Cuenta con siete socios principales y un equipo de 70 abogados. También tiene diferentes áreas de innovación y desarrollo digital. Trabaja cinco áreas enfocadas en derecho laboral y societario y por eso se clasifica como bufetes con aliados internacionales.

LOS CONTRASTES

  • Guillermo CaezSocio de Cáez Muñoz Mejía Abogados

    “La estructura le permite a una firma tener diversidad de áreas de práctica, especialmente, si tiene un equipo de trabajo numeroso y experimentado generando reconocimiento del bufete en el mercado”.


  • Ximena ZuluagaSocia líder de EY Law

    “La estructura de EY se compone de un área destinada a Asesoría Legal y Tributaria. Esta área cuenta con 12 socios principales, de los cuales ocho son abogados. Además, contamos con 60 abogados más”.

Los ejemplos en firmas internacionales hay varios. Por una parte, Philippi Prietocarrioza Ferrero DU & Uría, una firma con más de 400 abogados a nivel internacional; en Colombia tiene 17 socios principales y 127 abogados, con los que trabaja 13 líneas de especialización en el mercado legal. Una de sus grandes competidoras es Baker McKenzie, que tiene 80 abogados, entre los que se destacan 12 socios principales y cuatro directores. La firma se cataloga a sí misma como Full Service y dice tener la capacidad para abordar cualquier área de derecho.

Las ‘Big Four’ son firmas multiservicios, que prestan asesorías en otros campos distintos a los servicios legales. En los últimos años han consolidado áreas de servicios legales que son reconocidos en el mundo por algunas publicaciones. Este es el caso de EY, una firma que cuenta con un área de Asesoría Legal y Tributaria que, básicamente, tiene el tamaño de una firma de abogados. Cuenta con 60 profesionales en derecho y trabaja en 13 áreas de práctica como derecho comercial, tributario o de sociedades.

Antecedentes
El mercado de servicios legales ha sufrido grandes transformaciones en la estructura de los actores que participan dentro de este mercado. La llegada de firmas internacionales de gran prestigio, la internacionalización de firmas nacionales o el auge de los servicios legales ofertados por las firmas multiservicios denominadas ‘Big Four’, son los ingredientes que han generado la consolidación del sector. Cada una de estas empresas tiene una configuración administrativa distinta, sobre sus litigios y el número de temas tratados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.