Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co martes, 26 de noviembre de 2019

En general, este escrito tiene un valor que puede llegar a rondar entre $180.000 y $250.000.

Se dice popularmente que nadie se lleva nada para la tumba, y qué mejor manera de irse tranquilo que dejando un testamento donde se establezca quién se queda con qué para evitar peleas entre los familiares. Este trámite, que se debe realizar en una notaría, tiene un costo promedio de $250.000 y sirve para plasmar la última voluntad y dejar claro cómo se quiere que se repartan los bienes.

Lo primero que debe saber a la hora de realizar un testamento es que, por ley, 50% de su patrimonio debe ser para sus herederos forzosos, es decir, hijos, y a falta de estos los padres o el cónyuge. Los bienes restantes (50%) pueden ser designados a libertad, ya sea a una persona natural o jurídica. Así lo establecieron las leyes 1893 y 1934 de 2018, pues anteriormente solo permitía 25% de uso libre.

El cónyuge tiene derecho a los gananciales, es decir, la parte de los bienes que debe recibir después de liquidada la sociedad conyugal. Sin embargo, no es heredero legitimario, lo que no obliga al testador a incluirlo en la porción de los bienes que obligatoriamente debe otorgar a sus herederos.

Al momento de hacer el documento de testamento, se deben relacionar los datos personales del testador (nombres, número de cédula, dirección, etc), así como también el inventario total de sus bienes muebles e inmuebles, y la manifestación de su voluntad para hacer el trámite.
Hay dos tipos de trámite: uno de carácter abierto y otro cerrado. El primero es público y de pleno conocimiento de los beneficiarios, se protocoliza a través de una escritura pública y se requiere de tres testigos para su otorgamiento ante el notario público.

Por su parte, el testamento cerrado se aporta en un sobre totalmente sellado y su contenido es de conocimiento único del testador. En este caso, se requieren cinco testigos para otorgarlo y solo podrá ser abierto una vez fallezca la persona que lo confirió.

El trámite es sencillo, rápido y relativamente económico. En general, este escrito tiene un valor que puede llegar a rondar entre $180.000 y $250.000, según cinco notarías consultadas por este medio. Un testamento entra en la categoría de actos sin cuantía, es decir, tiene un costo base de $59.400. Sin embargo, dependiendo de la cantidad de hojas que tenga el testamento, el precio asciende normalmente a los antes mencionados.

“Es fundamental que en el escrito del testamento se exprese que su realización se hizo en pleno uso de las facultades mentales del testador y es su voluntad otorgarlo”, expresó el abogado Jorge Peralta, socio y director de Peralta y Asociados Abogados. De acuerdo con Álvaro Rojas Charry, presidente de la Unión Colegiada del Notariado Colombiano, el testador debe ser sincero a la hora de declarar en el testamento la cantidad de hijos, pues en ocasiones no reportan los hijos por fuera del matrimonio, quienes también tienen derecho a parte del patrimonio.

“En el testamento cerrado es donde ocurren la mayoría de problemas, pues el testador no se apoya en un abogado y cree que todo lo que escriba se tiene que cumplir una vez fallezca. Y no es así, las normas establecen ciertos parámetros de lo que se puede como testamento”, expresó Rojas.
En este sentido, esta figura es una herramienta invaluable para no heredarles largos juicios a los familiares.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.