Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co sábado, 14 de diciembre de 2019

Se establece un acuerdo entre la empresa y los acreedores, el cualse presenta ante la Superfinanciera que lo debe aprobar.

El operador móvil Avantel fue aceptado en proceso de reorganización por parte de la Superintendencia de Sociedades. Esta es una medida que toman las compañías cuando aún son viables, pero no generan el suficiente flujo de caja para pagar deudas anteriores y, de esta forma, proteger su operación.

La deuda vencida de Avantel asciende a $238.000 millones y el total del pasivo alcanza $1 billón. Dentro del proceso fue designado como promotor Saúl Kattan Cohen. Sin embargo, este tiene una sanción de la Superfinanciera, de la cual la Supersociedades, expresó que “no es impedimento para ejercer esta función”.

Cabe resaltar que las deudas contraídas hasta el 11 de diciembre (fecha de la publicación del auto de aceptación de la Supersociedades), quedan congeladas y no se pagarán hasta que Avantel llegué a un acuerdo con los acreedores y este sea aprobado por la Supersociedades.

Para llevar a cabo un proceso de reorganización como este, según expertos consultados por AL hay que dar siete pasos. De acuerdo con Juan Carlos Urazan, socio de Urazan Abogados, el primero de ellos es la decisión responsable de radicar una solicitud de insolvencia. El segundo es la solicitud de admisión ante la Supersociedades. Aquí se deben presentar varios documentos: los cinco estados financieros básicos de los últimos tres años y con corte al día de la solicitud; inventario de activos y pasivos; y la memoria explicativa de las causas de la insolvencia.

El tercer punto es la admisión (o rechazo) de la Supersociedades. En el cuarto se da inicio al proceso de reorganización al momento de que el funcionario encargado emita el auto de iniciación. El quinto es la calificación y graduación de créditos, es decir, la presentación de un documento donde se relaciona a quienes y cuánto debe la compañía. Una vez se aprueba, viene la negociación de cómo se va a pagar. Se establece un acuerdo y se presenta ante la Superfinanciera que lo debe aprobar. El séptimo es el pago de las obligaciones.

LOS CONTRASTES

  • Jhon Rojas Abogado de Araújo Ibarra

    “El proceso de reorganización comienza el día en que el funcionario encargado emita el auto de iniciación. Ese documento tiene órdenes para el deudor como la entrega de información a los acreedores”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.