Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Miércoles, 7 de septiembre de 2016

Carrillo propuso la creación de una Procuraduría Delegada para la Paz para trabajar en la Justicia Transicional, así como en la justicia local y rural.

“Se debe vigilar el cumplimiento de los acuerdos si el pueblo colombiano así lo decide, una Procuraduría que se ocupe de los derechos de las víctimas, de la reparación de las mismas, de las indemnizaciones”, dijo.

Además, estimó que debe haber una capacitación en políticas públicas de los nuevos procuradores judiciales, señaló como necesario la relación estrecha con las otras entidades del Estado, y estimó que el Ministerio Público debe ser un baluarte en la lucha contra la corrupción.

“El país padece de una banca rota de ética, pese a tantos diseños institucionales, los resultados en la lucha contra la corrupción, son bastante malos”, dijo, al tiempo que consideró que se debe ‘desbogotanizar’ el manejo de la justicia en el país.

Carrillo fue ministro de Justicia entre 1991 y 1992, director de la Agencia Jurídica de Defensa de la Nación y Ministro del Interior en 2012.

Carrillo Flórez es abogado de la Universidad Javeriana con especialización en Ciencias Socioeconómicas de la misma institución. También es magíster en Administración Pública y en Derecho y Finanzas Públicas de la Universidad de Harvard.

Fue embajador de Colombia en España, director de la Agencia Jurídica de Defensa del Estado, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente, consejero presidencial para la Reforma Institucional de la Presidencia de la República, representante y asesor legal del Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros.

También ha sido docente en diferentes universidades del país y es autor de varios libros como “Defensa jurídica del Estado”, “Constitucionalizar la democracia social”, “La lucha contra la exclusión social en América Latina” y otros más. 

La reacción de Carrillo

Tras conocer su nominación por parte del Consejo de Estado, Carrillo manifestó estar “muy agradecido. Que uno tenga el honor de ser postulado por una institución de justicia tan prestigiosa como esa pues honra muchísimo y creo que tiene una dimensión histórica por el papel que va a jugar la Procuraduría por los acuerdos de paz”, dijo.

El candidato no quiso referirse a la posición y ejercicio del actual procurador Alejandro Ordóñez, pero afirmó que considera que el papel del Ministerio Público debe ser como garante del cumplimiento de los acuerdos.

“En la Constitución se dice que el procurador tiene que velar por el orden jurídico, tiene que velar por el patrimonio público, tiene que velar por los derechos y garantías de los ciudadanos y creo que por esa razón por ejemplo, la principal razón de la Procuraduría es convertirse en un baluarte ético contra la corrupción. La gran bancarrota de este país no es fiscal, sino ética y creo que esa es una labor que debe asumir la Procuraduría”.

Ahora, se está a la espera de los nombres de los ternados por la Corte Suprema de Justicia y por el presidente Juan Manuel Santos.