Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co miércoles, 29 de abril de 2020

Los abogados Paula Muñoz y Mauricio Borrero coinciden en que hay dudas sobre qué pasará con las obligaciones tras el covid-19

En el Consultorio de Asuntos Legales ‘Inversión e Insolvencia como dinamizadores de la economía’, en el que participan Paula Muñoz Romero, socia de Cáez Muñoz Mejía Abogados, y Mauricio Borrero, socio de Dentons Cárdenas & Cárdenas, ambos expertos dialogaron sobre las medidas que puede tomar el Gobierno Nacional para generar alternativas que den viabilidad a la continuidad de los proyectos de infraestructura, así como para poder seguir atrayendo a inversionistas y continuar generando la seguridad jurídica necesaria para el arribo de capitales nuevos al país.

En el plano general, Mauricio Borrero, socio de Dentons Cárdenas & Cárdenas, aseguró que Colombia "está en una posición privilegiada frente a la pandemia debido a las decisiones tomadas por el Gobierno antes de esta", pero que -al igual que todos los países del mundo- “no seremos inmunes a sus efectos en la economía".

"La pandemia del covid-19 nos va a afectar bastante, no solo por las exportaciones sino los problemas internos que se darán como la disparada del desempleo y las remesas", indicó Borrero durante el webinar.

Ahora, con respecto al futuro del país frente a la crisis por el covid-19, Paula Muñoz, socia de Cáez Muñoz Mejia Abogados, indicó que "quedan muchos aspectos por reglamentar", el que será "uno de los desafíos del Gobierno".

"Las preguntas que surgen en los procesos que ya se cerraron están relacionadas a qué pasará con esas obligaciones post cierre. Vienen preocupaciones para el comprador y el vendedor, y el cumplimiento de obligaciones y precios", dijo Muñoz.

Para los abogados, indicó Muñoz, el reto será buscar la concertación de los procesos, pues para el comprador y el vendedor la prioridad es que los plazos se cumplan. Para los conciliadores, informar a las partes y lograr que se lleguen a acuerdos será el objetivo principal. "La idea no es que se alegue un incumplimiento sino aplazar las fechas de cierre, y no la salida de la transacción", agregó.

Borrero, por su parte, fue enfático al mencionar que debido a la coyuntura generada por el covid-19 en el mundo, “es una obligación hacer cambios fuertes a cómo eran las operaciones normales”. "Toca volver a revisar los contratos que se están usando actualmente, darle mayor protección a los vendedores. Se generarán cambios en las cláusulas y será una pelea interesante entre comprador y vendedor", agregó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.