Colprensa

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Miércoles, 11 de abril de 2018

La próxima semana se hará la primera votación del proyecto en la Cámara

Los representantes a la Cámara Rodrigo Lara Restrepo y Angélica Lozano, entre otros, están buscando con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo la creación de una Oficina de Asistencia Técnica Presupuestal (Oatp), que tiene como propósito facilitar la toma de decisiones en materia económica, fiscal y presupuestal de los integrantes del Congreso. Por ahora, según cálculos de Lozano, el proyecto pasaría a deliberación en el Senado en junio, y la primera votación, que fue aplazada ayer, se dará la próxima semana.

Precisamente, los primeros pasos de su creación se dieron en la Cámara de Representantes mediante el proyecto de ley 152 de 2017, la cual contribuiría a la modernización de la estructura y organización del Congreso a través de la creación de una oficina de carácter técnico y especializado, que brinde información económica independiente, no vinculante y basada en criterios técnicos.

“Existen muy pocos congresos en el mundo que no cuenten con una oficina de esta naturaleza; la oficina de apoyo presupuestal del Congreso de los Estados Unidos es una de las entidades más respetadas de todo el aparato estatal norteamericano. No hay un país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) que no cuente con una de estas”, explicó Rodrigo Lara.

Lara agregó que “la idea es tener una oficina que esté haciendo estudios económicos, con comité de regla fiscal, y que conozca de primera mano la ejecución presupuestal región por región; la evolución del plan de desarrollo, y se le de esta información a todo el Congreso en general, lo que fortalece el control político y mejora sustancialmente la calidad de la discusión”.

Para Angélica Lozano, la creación de ese despacho ayudaría a que los congresistas estén mejor preparados para tomar decisiones más informadas y que no se limiten a la información que proporciona el ejecutivo al legislativo.
“En los congresos serios una oficina de esta índole robustece y fortalece la capacidad por un lado de hacer control político, y por otro la tarea legislativa porque reduce la dependencia ciega en la que estamos actualmente.

Casi todas las decisiones económicas que se toman se basan en información parcial, por insuficiente, y parcializada, sesgada en factor de los intereses del ejecutivo. Al romper esa dependencia del legislativo del ejecutivo se fortalece técnicamente nuestra capacidad y calidad del trabajo”, sostuvo Lozano.

LOS CONTRASTES

  • Angélica LozanoRepresentante a la Cámara

    “Una oficina de esta índole robustece y fortalece la capacidad, por una lado de hacer control político, y por otro, la tarea legislativa porque reduce la dependencia ciega en la que estamos actualmente”.

Sin embargo, fuentes en el Congreso aseguraron a este diario que aunque los ponentes (Lara, Lozano y otros) tienen apoyo de mayorías para el proyecto, algunos parlamentarios como Abraham Jiménez se oponen al proyecto, a pesar de que ayudaría a reducir la negociación de partidas presupuestales para los congresistas. “Lo más importante es que esa oficina mejoraría la capacidad de análisis técnico del Congreso”, concluyó Hernando José Gómez, exdirector de Planeación Nacional.