Miguel Pardo/ LR

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co Jueves, 19 de octubre de 2017

Bufete estadounidense ya representa a 220 empresas en Colombia

Colombia, a través del bufete Godoy Córdoba, será la base del Hub Andino de Fragomen Worldwide, un gigante especializado en migración corporativa. Por eso, AL conversó con Lance Kaplan, Socio Gerente de la práctica internacional de Fragomen, miembro del comité ejecutivo del bufete, y quien supervisa todas las operaciones de la corporación fuera de Estados Unidos. Kaplan valoró la estabilidad jurídica del país, y habló del crecimiento local de su operación, entre otros temas.

¿Por qué eligió Fragomen a Colombia como sede del Hub Andino, y por qué a Godoy Córdoba?
Creo que somos muy afortunados de establecer aquí el Hub. Cuando decidimos llegar a la región latinoamericana nos aseguramos primero en escoger el socio correcto para penetrar el mercado de manera más efectiva, más fluida, y de una forma local. Nos tomó cerca de 18 meses, y planeamos que fuera con Godoy Córdoba, debido a la experiencia de la firma en el mercado colombiano y fuera de él.

¿Cuáles son sus expectativas de crecimiento en el país?
En nuestros presupuestos somos muy cuidadosos y metódicos de acuerdo al volumen de trabajo que desplazamos. Generalmente no predecimos más de 10%, pero creemos que creceremos 15% cada año, y por varios años. Es un estimado agresivo, pero en Colombia es particularmente posible.

¿Cuánto de los ingresos totales de Fragomen representa el mercado latinoamericano?
De los ingresos internacionales, sin contar los Estados Unidos, que es un mercado muy amplio, puede entre 15% y 20% de todas las operaciones externas.

¿Cuántos clientes tienen en Colombia y en el mundo?
Probablemente superamos 6.000 clientes en el mundo. Si pensamos en el impacto de la firma en el mundo es importante, porque representamos miles de compañías, e independientemente de lo que hacen, el trabajo acumulativo de cada empresa en cada país tiene un impacto impresionante. Lo que hacemos no es solo sobre papeles, o formas, o conceptos, es que cada persona viene a hacer un impacto, y por ejemplo Godoy entiende esa cultura, y eso lo tomamos muy en serio. Ahora, en Colombia tenemos la representación de 220 compañías, y en Latinoamérica 1.309 clientes. Para nosotros, si hacemos un muy buen papel en la región, eso nos permitirá también tener una buena relación con nuestros clientes en Estados Unidos, Europa, Asia, etc.

¿Ve a Colombia como un país estable y con seguridad jurídica?
Sí, es un país que ha pasado por un proceso desde los años 80; aún así se ha convertido en un país atractivo para la inversión. Es impresionante y de admirar, es una historia de éxito de la que Colombia debería sentirse muy orgullosa: habla de la tenacidad de su gente. Incluso en la forma en que se permitieron perdonar con el proceso de paz, todos deberíamos ver a este país como un ejemplo.

Pero, en comparación con otros países, ¿no representa un problema la tradición litigante?
La política de cada país es muy importante, porque dice con precisión si es estable para los clientes. En ese sentido tengo mucha admiración por Colombia. No es fácil comprometerse como lo ha hecho este país: ha entendido los beneficios del compromiso. Creo que su menor grado de litigiosidad es su ventaja, porque la litigación no resuelve todo. De hecho, pienso, la mayoría de las veces no resuelve nada, pero cuando alguien es un litigante exitoso no significa necesariamente que esté en lo correcto. Es necesario entrar a litigar para proteger lo tuyo, pero no necesariamente hay que ser agresivo.

¿Fragomen ha visto la necesidad de traer profesionales de su propio equipo a la región?
Tenemos un costarricense empleado por Godoy en Bogotá, un socio sénior de la firma, y tenemos un director regional localizado en Lima también; esto hace parte de nuestra asociación con Godoy, a pesar de que estamos muy contentos con el nivel de los profesionales en Colombia.