Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Quintero Vega sábado, 13 de agosto de 2016

Baker & McKenzie, que ha estado en operaciones de gran tamaño como la representación de The Bank of Nova Scotia en financiamiento por US$2.000 millones para adquirir Isagen por parte de Brookfield Asset Management, cuenta ya en su portafolio de clientes con alrededor de 30 multinacionales, especialmente en aspectos del sector petrolero y de impuestos.

“Nosotros tenemos una presencia muy importante en los sectores petrolero y minero, los cuales están pasando por un momento difíciles. Otro segmento de la economía que es muy activo en inversiones y que se va a ver afectado por la reforma tributaria son los fondos de capital privado”, manifestó Ciro Meza, socio de impuestos de Baker & McKenzie. 

“Las multinacionales suelen estar muy atentas a los movimientos tributarios que ocurren, no sólo porque les afecta las inversiones sino también porque influye en futuras decisiones estructurales”, agregó Meza, quien piensa que la Reforma Tributaria ha tenido mucha especulación con el reporte inicial de la comisión de expertos pero que ha generado una expectativa muy positiva. 

“Para los clientes la idea de volver a Colombia más competitiva a partir en términos de impuestos sobre la renta es esperanzador. Por ejemplo en Perú el impuesto de renta es de 28% y en Ecuador de 22%”, expresó Rodrigo Castillo, director de impuestos de Baker & McKenzie. 

Ciro Meza aseguró que las principales preocupaciones de sus clientes en temas de impuestos y de la reforma tributaria es la falta de estabilidad. “Si no me falla la memoria cada dos años hemos tenido una reforma y esto hay que dejarlo de lado para no tener cambios repentinos. Lo que se viene es un hito para nosotros”, puntualizó uno de los 11 socios de Baker & McKenzie. 

La firma, que es la segunda más grande del país por ingresos  y que cuenta con 106 abogados en Colombia, tiene una red multidisciplinaria con profesionales de otras disciplinas (economistas, contadores e ingenieros) a la cual se integra el grupo de abogados de toda la región latinoamericana. 

“Compartimos mucho recurso de abogados en la región. Por ejemplo con temas de anticorrupción y competencia las autoridades lanzan investigaciones que abarcan distintos países. Actualmente Baker & McKenzie representa a Petrobras en Brasil y hemos traído abogados de distintas partes del continente. La firma entrena a los abogados para que sepan responder ante estas situaciones”, aseveró María Carolina Pardo, socia principal del área corporativo y de competencia. 

Baker & McKenzie está compuesta por un equipo de 4.300 abogados a nivel mundial en 77 oficinas y tuvo ingresos por US$3.000 en 2015; su sede principal está en Chicago, Estados Unidos. 

Chambers and Partners en América Latina,  ubica a la firma en banda 1 en la práctica de Propiedad Intelectual y en banda 2  en corporativa, fusiones y adquisiciones.  Así mismo ocupa el primer puesto en International Tax Review en práctica de precios de transferencia y de finanzas y corporativo.  

Finalmente, cabe resaltar que el bufete ha hecho especial énfasis en la igualdad de género por lo que tres de los cuatro socios principales son mujeres.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.