José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co Viernes, 22 de junio de 2018

La firma creada por Abelardo De La Espriella cuenta con 80 abogados y tres oficinas; una en Bogotá, otra Barranquilla y en Miami.

En tan solo 15 años, De La Espriella Lawyers Enterprise ha logrado lo que muchas firmas en Colombia tardan años. Actualmente está entre las mejores diez firmas del país y es la séptima con mayores ventas en 2017 ($24.143 millones facturados), lo que la convierte en la empresa más joven en el ranking de la Superintendencia de Sociedades. Es por esto que luego de conquistar el mercado local, la oferta de la empresa también llegará a Italia.

“La pasión, que es el motor de nuestro trabajo, no conoce de fronteras: a finales de este año llegaremos a Roma o Milán. El objetivo es prestar un mejor servicio a todos nuestros clientes que tienen negocios en el viejo continente”, indicó Abelardo De La Espriella, socio fundador y Director General de la Firma.

A nivel local reinaugurarán la oficina en Barranquilla, para lo cual adquirieron la antigua casa de la Cámara de Comercio con 1.000 metros cuadrados. En la ciudad tienen presencia desde hace siete años y está ampliación les permitirá fortalecerlos servicios ofrecidos, pues contará con más de 30 abogados. A esto se suma la exitosa operación de las sedes de Bogotá y Miami.

“El éxito de De La Espriella Lawyers Enterprise se debe a que somos efectivos: no hablamos paja, damos soluciones reales a nuestros clientes; más de 2.000 procesos judiciales lo confirman”, dijo De La Espriella.

De La Espriella Lawyers Enterprise se destaca por ser pionera en unir la ley, la normatividad interna de los buscadores de internet y el posicionamiento SEO, en un servicio de alto impacto para las necesidades del mundo actual: Clean Ups.

“Nuestra Constitución Política prohíbe las penas perpetuas, pero aun así muchos sufren de por vida por el contenido de la web que afecta su reputación. En Clean Ups unimos la tecnología y el Derecho para que esto no suceda más: la ley ampara la dignidad y el buen nombre, nosotros los defendemos a través del derecho al olvido”, explicó Abelardo De La Espriella.