Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co martes, 10 de septiembre de 2013

A parte de la unión con Panamá, Costa Rica y Jamaica para impedir el expansionismo nicaragüense, una demanda del Pacto de Bogotá ante la Corte Constitucional y un posible tratado en el que se negociarían los términos de los límites de Colombia con Nicaragua, a la luz del fallo y del artículo 101 de la Constitución Política, es lo que sigue dentro de la agenda del presidente Juan Manuel Santos para darle una salida al diferendo con el país centroamericano.

Con la demanda de constitucionalidad se busca que se dé una interpretación del Pacto así como la aplicabilidad del Fallo porque, tal como lo explicó el docente Fabio Sánchez, de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda, conforme a las declaraciones del Gobierno, la “Constitución no permite la aplicabilidad del fallo ya que las fronteras sólo pueden cambiar a través de tratados aprobados por el Congreso y ratificados por el presidente (Art. 101)”, lo que no implica un desconocimiento de la Corte Internacional de Justicia.

En esa vía, el otro camino es lograr un tratado con Nicaragua lo cual “es complicado y delicado, porque cualquier negociación debe partir de la base de reconocer el fallo, que los convoca a la mesa. En ese caso, Nicaragua no cedería en nada de lo que es esencia”, afirmó el analista de la Universidad del Rosario, Vicente Torrijos.

Esta propuesta ya la había presentado el presidente nicaragüense Daniel Ortega, por lo que la estrategia de Santos está encaminada a “tener un margen suficiente para desarrollar campaña reeleccionista para desarrollar campaña sin la presión que esto genera” afirmó Torrijos.

No obstante, Julio Avilez, jefe del ejército nicaragüense, sostuvo ante agencias internacionales que “no negociará una gota de agua con Colombia”.

Un problema más grave subyace de este aspecto y es que “cuando los estados aceptan a la Corte, se someten y si es necesario reformar la Constitución, se reforma. Lo internacional tiene más peso (…) uno no puede ir a una Corte pidiéndole que le resuelva el conflicto con otro Estado, acorde con la Constitución en materia de límites o si no no lo acepta, este es un comportamiento de mala fe”, sostuvo Antonio José Rengifo, experto en derecho de mar y docente de la Universidad Nacional.

Y sobre todo, parece más preocupante el retiro del Pacto de Bogotá, afirmó, pues se pierde la posibilidad de solicitar un arbitramento ante otras situaciones que le afecten al país con otras naciones. Y el agravante es que el país no reconozca la Convención del Mares que podría impactar con decisiones como la presentada por Nicaragua por el reconocimiento de su plataforma continental. Y finalmente, sobre el temor de una solución armada a esta diferencia, Julio Enrique Ortiz , ex embajador de Colombia en Nicaragua, a corto plazo no cree que se dé. “A pesar de que Ortega llegó la primera vez al poder por las armas como comandante de las guerrillas sandinistas , teniendo el fallo de la Haya a su favor lucharan por su cumplimiento ante las instancias internacionales”.

Zona contigua integral
En la noche del 9 de septiembre, el Presidente lanzó una nueva interpretación sobre el fallo con, la declaración de una zona contigua integral y la ratificó a través del decreto 1946 del 2013. “Esta área integral permite que continuemos administrando adecuadamente el Archipiélago y sus aguas aledañas controlando la seguridad en la zona y protegiendo nuestros recursos y nuestro ambiente”, afirmó Santos en su declaración.

Esta situación, implica que a pesar de que Nicaragua puede seguir usufructuando económicamente de estas aguas, el control aduanero, y la seguridad en temas ambientales y anticontrabando las seguirá ejerciendo el estado colombiano , con lo cual se busca clarificar el derecho de Colombia. Lo anterior se fortalecerá con estudio que está realizando el geólogo Lindsay Parsons con el fin de delimitar la plataforma continental de Colombia.

Las opiniones

Vicente Torrijos
Docente de Derecho Internacional U. del Rosario

“Ortega podría atacar por dos frentes para el cumplimiento del fallo: el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y el nuevo pleito de la plataforma continental extendida – ampliada, mediante la extensión de los límites cerca de Cartagena”.

Fabio Sánchez Cabarcas
Docente de la Universidad Sergio Arboleda
“Ubicar el expansionismo de Nicaragua en la agenda de la ONU y buscar el respaldo regional es adecuado. Lo que está en juego es el interés nacional, su presencia en el Gran Caribe y su prestigio diplomático en el Siglo XXI. No podemos permitir un nuevo caso

Julio Enrique Ortiz
Ex Embajador de Colombia ante Nicaragua

“Teniendo el fallo de la Haya a su favor, Ortega luchará por su cumplimiento, insistirá en el diálogo, provocará situaciones de hecho: pesca industrial, y oferta en áreas marítimas a compañías petroleras y es posible que presenten demanda de plataforma continental”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.