Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co miércoles, 10 de junio de 2015

El negocio ya tiene promesa de venta firmada por $70.000 millones, de la cual se pagaron arras de $1.800 millones y se elevará a escritura pública hasta tanto se le otorgue las licencias y aprobaciones del Ministerio de Cultura, Consejo Nacional de Patrimonio, Concejo de Cali, Planeación Municipal y la Curaduría Urbana respectiva.

Felipe Escobar Isaza, abogado de Arango Mejía Asociados y demandante, sostuvo que este accionar es ilegal pues “se prometió en venta por parte de la Sociedad Plaza de Toros de Cali a Mall Plaza una porción de  41,7%, de un  bien de interés cultural de la Nación, declarado a través del decreto 1802 de 1995”.

“Este negocio jurídico se encuentra viciado de nulidad absoluta”, señaló el abogado, pues tanto “su objeto como su causa son ilícitos, y con él, además de haber sido violadas normas de orden público, se amenazan en forma grave los derechos colectivos cuya protección invoco”.  Por eso, demandó  ante el Juzgado 38 civil del circuito de Bogotá, este contrato.

“Solicito que como medida cautelar se decrete la suspensión inmediata del contrato, y se ordene a las partes abstenerse de celebrar negocio jurídico sobre el inmueble de la Plaza de Toros de Cañaveralejo”, aseguró el Asociado. El accionar público no se detendrá y hoy se planea un plantón a las 5:00 p.m. en los terrenos como protesta sobre el accionar de la Sociedad Plaza de Toros de Cali.

#LaPlazaNoSeVende es el hashtag que los identifica en redes sociales y la fan page de Facebook ya cuenta con 17.412 likes. Con arengas como “Cali no se vende, Cali se defiende” y “No queremos más caos, queremos más verde y para todos” el grupo sentará su voz de protesta pues, según argumenta, a la ciudad le pertenece 37% del parque.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.