Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Sábado, 25 de agosto de 2012

La denuncia penal por injuria y calumnia que interpondría la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en contra de las columnistas Cecilia Orozco y María Jimena Duzán, no prosperaría, según los expertos.

El posible proceso se anunció luego de que ambas periodistas hicieran fuertes críticas en contra de los magistrados de la Sala en sus respectivas columnas de opinión, a raíz de la salida de Iván Velásquez como coordinador de los investigadores de la denominada 'parapolítica?'.

En un comunicado de seis puntos, leído por el presidente de la Sala Penal, magistrado Leonidas Bustos, los juristas rechazaron las afirmaciones de las periodistas que también cuestionaron recientes decisiones de la Corte, como la de avalar la extradición del jefe paramilitar José Gélvez Albarracín, alias 'El Canoso'.

'Son gratuitos, ofensivos, injuriosos, calumniosos e irrespetuosos, los epítetos utilizados por la señora Orozco en su columna, al calificar a los Magistrados de la Corte, de clientelizados, burocratizados, lagartizados y subordinados al poder del Procurador y del Parlamento, con el inocultable propósito de enlodar sus nombres', asegura el comunicado. Igualmente, la Sala rechazó las afirmaciones en contra del magistrado Bustos que hizo una de las periodistas, en el sentido de que estaba garantizando la impunidad hacia el futuro en la Corporación.

Sin embargo, al respecto de los señalamientos, el profesor y especialista en derechos de autor del Politécnico Grancolombiano, Humberto Suárez, sostuvo que es poco probable que la demanda prospere toda vez que las columnas de opinión solo son condenables cuando hacen apologías sobre temas como el delito, el odio o la guerra.

'Las columnas de opinión son un ejercicio de la libertad de expresión que está fundamentada comúnmente en hechos verídicos, que contienen opiniones personales, que no necesariamente constituyen injuria', dijo.

Para Suárez, es importante que el caso de las columnistas se evalúe el contexto en el que emplean sus palabras, pues estas pueden obedecer a apreciaciones personales, que para otros, en otro contexto, pueden considerar como buenas o malas.

Entre tanto, para el analista político y profesor de investigación de la Universidad Javeriana, Federico García, es evidente que las denuncias por estos casos, como sucedió con el columnista Daniel Coronell y Alfredo Molano, no prosperan en el país, dado que no es fácil comprobar desde el punto de vista jurídico que realmente hay dolo o mala intención en las columnas de los periodistas.

García resaltó además que las denuncias nunca llegan a buen término, pues el interés y las presiones sociales impiden acallar estas voces.