Jueves, 17 de mayo de 2012

Por colaborar con grupos paramilitares en Cesar, la Procuraduría destituyó e inhabilitó de manera permanente a Ángel Maya Daza, ex gerente general del Hospital Rosario Pumarejo de Valledupar, quien es además hermanastro del ex procurador general de la Nación, Edgardo Maya Villazón.

La investigación permitió establecer que Maya Daza puso al servicio de ese grupo armado ilegal el aparato administrativo y financiero del hospital, tal como lo señalaron varios paramilitares. El Ministerio Público evidenció que Maya Daza se prestó para la crear una fachada de contratación por la cual se legalizaron pagos a empresas. De la misma manera, se usó la figura testaferrato para incumplir obligaciones.

Algunas de las empresas fachadas por las cuales se desviaron recursos públicos a los paramilitares son: Dismed Ltda e Ingemedical de acuerdo con la investigación. La primera pertenecería al comandante paramilitar conocido como alias `101`, y habría sido creada para contratar con el hospital casi cada mes, entre 2003 y 2007.

La decisión también cobija a Erika Patricia Duque Vega, jefe de la oficina asesora de Control Interno Disciplinario y Apoyo Jurídico de la entidad hospitalaria. Por estos hechos, fue absuelta Luz Stella Fonseca, subgerente financiera del hospital.

Colprensa