Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Sábado, 28 de diciembre de 2013

La juez 64 con función de garantías decidió avalar la decisión de la Fiscalía de enviar a la cárcel a seis de los involucrados en el escalabro financiero de la comisionista de bolsa InterBolsa, quienes hacen parte del primer grupo de imputados por el escándalo.

La juez  definió la situación jurídica de los primeros imputados del InterBolsa, concediendo detención domiciliaria a Rodrigo Jaramillo, a pesar que en un principio había definido medida de aseguramiento en centro carcelario para el presidente de la comisionista. 

La defensa de Rodrigo Jaramillo apeló la decisión tomada este viernes en el Complejo Judicial de Paloquemao y reversó la medida para el presidente de la comisionista, mientras que mantuvo la medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación para Alessandro Corridori, principal inversionista de la comisionista. 

Así mismo, determinó que Javier Tomas Villadiego, Carlos Arturo Neira y Claudia Jaramillo también fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario, por lo que serán dirigidos a La Picota y el Buen Pastor, respectivamente. 

De otro lado, María Eugenía Jaramillo fue cobijada con el beneficio de casa por cárcel. Mientras que Jorge Mauricio Infante Niño y los hermanos Eduardo y Luz Colmenares, quedaron en libertad. 

En su determinación, la juez dijo que aunque los implicados han asistido a todas las diligencias que hasta el momento se han efectuada, estos “pusieron en riesgo la seguridad pública (…) la rentabilidad del negocio fue lo que motivó a los imputados apostar por el negocio, lo que después generó el riesgo de la comisionista. Fue ello lo que conllevó a que el grupo InterBolsa aceptara a exponer a la compañía a una situación de liquidez”. 

De acuerdo con la Fiscalía, en el momento de la imputación, existen los elementos materiales probatorios para cobijar a estas personas con medida de aseguramiento preventiva intramural por ser los presuntos responsables de los delitos de manipulación de acciones, administración desleal, operaciones no autorizadas con accionistas o asociados y concierto para delinquir. 

Asimismo, explicó que para la comisionista no existía una relación entre el precio de la acción y el costo general de la Bolsa de Valores de Colombia, lo cual se evidencia la irregularidad en el precio de la acción de Fabricato. 

“Fue un grupo que manipuló a su antojo el precio de la especie de Fabricato”, expresó la Fiscal del caso quien recordó que durante el año 2011, la empresa textilera, representó uno de los mayores aumentos en el mercado accionista del país, pues de acuerdo a lo explicado por el ente acusador, su acción pasó de $26.20 en enero a $84.99 en diciembre. 

El vicefiscal General de la Nación, Jorge Perdomo, indicó el pasado lunes que la entidad tenía los elementos probatorios suficientes para dictar medida de aseguramiento a siete de los implicados en el desfalco a InterBolsa. 

“Nosotros hemos sido claros en que este caso consideramos se reúnen los requisitos legales para dictar la medida de aseguramiento de detención preventiva contra siete de los implicados en el caso InterBolsa”, dijo Perdomo en su momento. 

La intervención de la corredora

InterBolsa S.A. era la comisionista de Bolsa más importante del país pues su participación en el mercado bursátil era cercana al 30%, por lo cual se conoce que llegó a administrar activos por unos $9 billones. 

Sin embargo, este fraude no salió a la luz pública hasta que la Superfinanciera se percató de la posible estafa. Entonces, tomó la decisión de intervenir la comisionista a mediados de noviembre de 2012 alegando garantizar los recursos de los inversores. 

A medida que pasó la investigación, las autoridades se percataron de que la situación tenía sustento en el vencimiento de los repos en acciones (es decir el préstamo de una acción) especialmente en las compañías textileras Fabricato y Coltejer. Fue en ese momento cuando la Fiscalía General, en cabeza de Eduardo Montealegre, decide ‘meter la mano’ para investigar posibles conductas en contra del mercado financiero del país. 

Para la Fiscalía, los representantes de la comisionista y de Fabricato habrían logrado inflar las acciones de la firma con el fin de obtener beneficios económicos. 

Así las cosas, se pudo determinar que durante el 2011 la empresa Fabricato S.A., representó uno de los mayores aumentos en el mercado accionista del país, pues de acuerdo a lo explicado por el ente acusador, su acción pasó de $26.20  en enero (2011) a $84.99  en diciembre del mismo año. Una cifra aún mayor comparada con las operaciones de empresas como Ecopetrol y Éxito. 

“Fabricato era la acción más valorada, obtuvo cambios de precios del mercado representados en la cotización de la acción en la bolsa de valores frente a la oferta y la demanda (…) los órganos de control evidenciaron que existía un alza significativa de las acciones de Fabricato”, precisó la fiscal del caso quien además, expresó: “debe existir concordancia en el precio de una acción y el costo general la Bolsa de Valores de Colombia. En este caso fue al contrario”. 

El dato 

Lo que se ha podido establecer, es que el dinero en riesgo se acerca a los $600.000  millones, perjudicando a unas 812 personas, quienes presentaron unas 1.112 reclamaciones ante el agente liquidador de la comisionista. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.