Colprensa

Taty Pineda Acuña - tpineda@larepublica.com.co Miércoles, 9 de mayo de 2018

Santos instaló este martes Comisión de la Verdad, para esclarecer lo que fue el conflicto con las FARC.

La delegación del grupo armado del ELN ya se encuentra en la isla para continuar con el Gobierno Nacional los diálogos de paz. Uno de los principales puntos a acordar son implementar nuevamente el cese al fuego, como cuando se dio entre octubre y enero con resultados en materia de seguridad nacional positivos para el país.

Así lo señaló Rodrigo Rivera, Alto Comisionado para la Paz, “nuestra aspiración es que en esta nueva etapa, que es la reanudación de lo que ya venía ocurriendo en Quito, logremos acordar un cese al fuego más robusto y sólido”.

El alto funcionario agregó que no descarta que un sexto ciclo se pueda dar en otro de los países garantes como Chile, Brasil o Noruega, sin embargo los analistas creen que los diálogos se quedarán y finalizarán en Cuba.

Por su parte a través de su cuenta en twitter, el ELN se mostró complacido y expectante de seguir con las negociaciones en tierra de luchadores de la patria “Habana, año 59 de la revolución, Delegación de Diálogos del Ejército de Liberación Nacional – ELN, listos para avanzar en el proceso de Paz”.

La agenda también incluye un ejercicio de participación de la ciudadanía en las zonas de influencia de este grupo insurgente, que se dará bajo unas condiciones mínimas de seguridad y dependerán de alcanzar el cese al fuego bilateral.

El presidente Juan Manuel Santos, anunció este martes que se instaló la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, como suma al actual desarrollo e implementación del Acuerdo de paz que se logró con las FARC. Señaló que la Comisión fue elegido por un comité independiente.

“Todos los miembros conocen el conflicto a fondo” y “rendirán cuentas cada seis meses durante los tres años” explicó el mandatario.

Cabe recordar que, tras un año de negociaciones, Ecuador dejó de ser escenario de negociaciones por cuenta de los ataques y secuestros realizados por disidentes de las FARC en su territorio.