Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lina Guevara Benavides - lguevara@larepublica.com.co Sábado, 6 de mayo de 2017

Las cuatro personas, que pertenecen a la misma familia, recibieron una millonaria indemnización, por parte del Estado colombiano, con motivo de la falsa muerte de William Molina, uno de sus integrantes.

La Fiscalía logró establecer que Molina, quien había sido reportado como fallecido tras la acción de grupos paramilitares, actualmente se encuentra radicado en Villavicencio. 

Además las cuatro personas aceptaron ante un juez que mintieron al Estado al acreditarse como víctimas de ese evento.

Esta es la tercera condena que se emite a falsas víctimas de esa masacre. En el primer grupo fueron sentenciadas a ocho años de cárcel María Teresa Esther Sara Paula y Mary Pinzón López, dos hermanas que fueron acusadas de mentir al Estado sobre la muerte de sus familiares durante la toma. 

La segunda condena fue emitida por 67 meses de prisión  para Mariela Contreras, Zully Herrera Contreras y Argemiro Arévalo, quienes fueron acusados por los delitos de fraude procesal y estafa. 

 Se conoció que a la audiencia de hoy asistirá el general (r) Jaime Humberto Uscátegui, en calidad de víctima, quien había sido condenado por esa masacre y fue dejado en libertad el viernes, por parte de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

El general había recibió una sentencia de 37 años de prisión en 2014 por la Corte Suprema de Justicia, cuando se conoció que él era comandante de la séptima Brigada del Ejército Nacional y tenía a su cargo tropas del Batallón de Infantería Joaquín París, lugar al que llegaron los aviones de las Autodefensas.