Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co jueves, 5 de diciembre de 2019

En total, van 14 días de manifestaciones sociales, de los cuales, tres son paro y 11 marchas y protestas.

A pesar de que varios gremios y el Gobierno Nacional pidieron al Comité del Paro suspender la convocatoria a una nueva jornada de movilizaciones, ayer se realizó el cese de actividades en varios sectores y se llevaron a cabo 323 manifestaciones (134 concentraciones y 184 marchas) en todo el país.

El martes se dio la primera mesa de trabajo entre representantes del Comité y el Gobierno con el objetivo de suspender las marchas y llegar a un posible acuerdo. Sin embargo, esto no sucedió luego de cuatro horas de discusiones. Ayer, mientras la gente marchaba, continuaron las negociaciones, que, a cierre de esta edición, no dieron resultados concretos.

Desde la llegada al poder del presidente Iván Duque el pasado 7 de agosto, en Colombia ha habido en promedio una protesta social cada dos días. El mandatario lleva 485 días como presidente y entre marchas y paros suman 239 días, es decir, en 49% de su mandato se ha presentado algún tipo de manifestación. Eso quiere decir que cada dos días hay una protesta.

El actual paro empezó el pasado 21 de noviembre, convocado por las centrales obreras y distintos sindicatos del país. En total, van 14 días de manifestaciones sociales, de los cuales, tres son paro (21 de noviembre, 27 de noviembre y 4 de diciembre) y en 11 se presentaron marchas y protestas.

Ante esta nueva jornada, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, indicó que “el llamado del Gobierno Nacional nuevamente es a rechazar a los violentos, a no permitir las protestas que lleven al desorden y la alteración del orden público”. En su reporte, señaló que fueron 40.000 manifestantes en todo el territorio nacional, con epicentro en Bogotá. Además, no se registraron hechos violentos al cierre de esta edición. El reto más grande de la jornada fue controlar los bloqueos en vías principales, que afectaron la movilidad de las personas en varias ciudades del país.

Los desmanes dejan pérdidas millonarias y Transmilenio ha sido el más afectado durante el paro. Ayer, hasta el cierre de esta edición, fueron vandalizadas seis buses y dos estaciones (grafitis), 22 de estas dejaron de operar por las manifestaciones. Entre tanto, el componente zonal del Sitp operó en 81%.

En la tarde, llegaron alrededor de 400 indígenas provenientes de Huila y Risaralda y se sumaron a los 549 que habían llegado desde el departamento del Cauca la semana pasada.

De acuerdo con Ana Karina Kessep, presidente de la Asociación Colombia de BPO, desde el 21 de noviembre este sector ha tenido pérdidas por $25.000 millones. “Además de las afectaciones al empleo y a los negocios, también nos preocupa el deterioro internacional de la marca país. Los clientes locales entienden las deficiencias operativas de estos días, no así los foráneos a quienes desde Colombia se exportan servicios, quienes ya se cuestionan la estabilidad de sus operaciones en Colombia”, expresó.

Pérdidas por más de $25.000 millones han sido registradas por el sector de BPO en Colombia como consecuencia del paro nacional y las continuas movilizaciones que obstruyen el libre tránsito de los colombianos, paralizando gran parte de la actividad económica. El ausentismo diario de estos empleados llega a 570.00 0 puestos de trabajo. Compañías contratron transporte alterno. Fenalco alertó que pierden en promedio $150.000 millones por día.

LOS CONTRASTES

  • Nancy Patricia GutiérrezMinistra del Interior

    “El llamado del Gobierno Nacional nuevamente es a rechazar a los violentos, a no permitir que las protestas lleven al desorden y a la alteración del orden público. Hay que garantizar los derechos a todos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.