Colprensa Lunes, 12 de agosto de 2013

La audiencia preparatoria del juicio en contra del abogado Álvaro Dávila, que estaba programada para ayer lunes, fue aplazada debido a que la Fiscalía General de la Nación no presentó todas las pruebas que se necesitaban para adelantar la indagatoria.

Dávila es exabogado de la familia Nule, y es uno de los principales investigados por el tema del ‘carrusel de contratos’ en la capital de la República,

Según se reveló, la audiencia de preparación a juicio quedó programada para el próximo 17 de septiembre, mientras se recopila más información, con el fin de que se encuentren más pruebas en contra del acusado.

Así lo argumentó el abogado Andrés Mauricio Vela, que defiende los intereses de Dávila, quien alegó ante un juez de Bogotá que los fiscales del caso no han finalizado el descubrimiento de todas las pruebas procesales que confirmen la responsabilidad de su cliente en el escándalo de corrupción de Bogotá.

“La instrucción básica que dio el juez a la Fiscalía General de la Nación es que agilice el proceso de descubrimiento y entregue la documentación por una serie de incidentes que han caracterizado este descubrimiento”, expresó Vela, quien además aseguró que se han encontrado problemas con la documentación para que se dé inicio a la etapa de juicio.

“Nos hemos encontrado con dobles foliaturas, documentos inexistentes o mal relacionados y exceso de documentos distintos a los registrado en el proceso de acusación”, argumentó el abogado.

Antes de esto, la Fiscalía General de la Nación ya le había imputado los delitos de concierto para delinquir agravado e interés ilícito en celebración de contratos y cohecho, por este desfalco, cargos que el abogado Álvaro Dávila no aceptó.

Según las investigaciones del ente acusador, el abogado sería la persona que se encargó de planear las estrategias para cobrar comisiones de entre el 6% y 8%, en los diferentes contratos donde participaron los integrantes del mayor escándalo de corrupción de Bogotá en los últimos años.

Así mismo, durante pesquisas, la Fiscalía ha afirmado que “el abogado Álvaro Dávila, debido a su experiencia, sabía cómo podía burlar la ley de contratación pública, pues además fue quien elaboró las comisiones de éxito (sobornos) del 8% y 6%, a través de contratos de prestación de servicios, para que se cumpliera con los pagos a los involucrados”

Así las cosas, Álvaro Dávila, ex asesor de los Nule, es considerado por la Fiscalía como el ‘cerebro’ del carrusel de la contratación.

Se debe recordar que la semana pasada, el abogado Hernán Gonzalo Jiménez, quien defiende los intereses del Grupo Nule, dejó ver que buscan otro preacuerdo con la Fiscalía con el que los acusados entregarían más pruebas que ayuden a esclarecer el desfalco millonario, con el fin de que las penas por los delitos cometidos sean menores.