Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Miércoles, 9 de marzo de 2016

En la versión número 63 de la Asamblea Anual de la Confederación Evangélica de Colombia, el mandatario aseguró que “por cumplir con una fecha no voy a firmar un mal acuerdo”.

Mucho menos, aseguró, “después de tanto esfuerzo y tiempo. Si no hemos llegado el 23 a un buen acuerdo le digo a la contraparte pongamos otra fecha”. 

Las declaraciones han despertado apoyos, suspicacias y reflexiones. Por ejemplo la senadora Claudia López aseguró  a través de su cuenta en Twitter que “estamos a meses de desaparecer de una vez por todas a las Farc y terminar la guerra. No es la hora de flaquear sino de concretar la paz!”.

En cambio, Carlos Fernando Galán mostró por la misma red social su apoyo irrestricto. “Respaldo total a esta posición del presidente Santos. Por afán de firmar la paz no se pueden cometer errores”.

Carlos Arias, docente de Comunicación política de la Universidad Externado de Colombia, aseguró que con el discurso el Presidente “lo que muestra es que no va a firmar nada porque no hay nada acordado; aunque se muestra como un hombre fuerte que no está regalando al país”. 

De esto, aseguró el analista hay varias aristas. La primera es que “el proceso pierde completa credibilidad porque se incumple la fecha, y hasta el momento ninguno de los acuerdos se ha divulgado con total transparencia”. Además se termina de hundir Santos en su desfsvorabilidad y termina confirmando que “perdió en todas las canchas (…) Él apostó todo  su juego a la paz y descuidó la economía, así como temas relevantes como la energía, situación que nos llevará a un obligatorio racionamiento”.

En su alocución, Santos reiteró que lo negociado en la mesa deberá ser refrendado.

La opinión

Carlos Arias
Docente de la universidad externado de colombia

“Lo que muestra Santos con esta nueva posición sobre la paz es que no va a firmar nada porque no hay nada acordado; aunque se muestra como un hombre fuerte que no está regalando al país”.