Colprensa Martes, 13 de junio de 2017

El acto, que no pudo contar con la presencia del presidente Juan Manuel Santos, ni los expresidentes Pepe Mujica (Uruguay) y Felipe González (España), tuvo como uno de sus oradores al jefe de la misión de la ONU, Jean Arnoult, quien manifestó que han habido muchos acontecimientos que cuestan creer que no va un año desde el cese el fuego bilateral y el mismo se ha mantenido.

“Si algo ha caracterizado este proceso es la determinación del gobierno y las FARC de superar los desafíos, la hoja de ruta del 29 de mayo es la última determinación… El acuerdo generó expectativas y se están cumpliendo”, manifestó Arnault.

Recordó los principales momentos que ha tenido el proceso, entre ellos el primer momento de agrupación de las FARC y llegar hasta la entrega de las armas. “Es una oportunidad para las comunidades y con estos propósitos están plenamente identificados”, señaló.

A su turno, el comandante de las FARC, Pablo Catatumbo, sostuvo que esta es una confrontación del pasado, “ya podemos decir que La Elvira es una zona de construcción de paz”.

Y sostuvo que “con este acto queremos mostrarle la país y al mundo que estamos cerrando un página de la guerra y escribiendo otra, la de la paz, está en nuestros corazones y es nuestro total compromiso, y lo vamos a dar todo por ese país que soñamos”.

Concluyó diciendo que “Colombia no puede recibir mejor noticia que la de que estamos empezando a ver la paz”.