Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Sábado, 17 de septiembre de 2016

La última movida corrió por cuenta de Posse Herrera Ruiz, la cuarta firma de abogados más grande del país por facturación que decidió aliarse con el despacho ibérico Cuatrecasas. Luego de recomendarse clientes por más de 15 años, decidieron crear un nuevo bufete, sin desaparecer sus respectivas firmas. Un modelo interesante que no se había implementado antes en Colombia pero que garantiza la independencia y los negocios que ya tienen tanto Cuatrecasas como Posse Herrera Ruiz. 

Dentons, quien se consolidó como el bufete más grande del mundo luego de fusionarse con la firma china Dacheng, aterrizó en Colombia, en diciembre de 2015, de la mano de Cárdenas &     Cárdenas.

No menos importante, a mitad del año pasado, Martínez Neira Abogados, se asoció con DLA Piper, naciendo DLA Piper Martínez Neira, cuyo nombre se volvió a transformar hace poco cuando Néstor Humberto Martínez asumió la Fiscalía General de la Nación.

Es una realidad que grandes como Brigard & Urrutia, Gómez Pinzón Zuleta y Lloreda Camacho & Co, siguen independientemente locales, les ha funcionado y por ello mantienen su liderato. Sin embargo, es cierto lo que dice Santiago Gutiérrez, presidente de la Cámara de Servicios Legales de la Andi, que tanto dinamismo en alianzas y fusiones, debe hacer pensar a las firmas locales si están en el camino correcto o es momento de experimentar