Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 28 de junio de 2012

Al mediodía de este jueves se confirmó lo anunciado por la mayoría de las colectividades del Congreso. La Reforma a la Justicia se hundió tal como lo había pedido Gobierno.

El primer paso al archivo fue dado en la Cámara de Representantes. De 124 representantes que estaban en el recito, votaron por archivarla 117 y ninguno por el no.
 
Mientras que en el Senado se depositaron 73 votos a favor y ninguno en contra. Sin embargo, los senadores consideraron que la Reforma debía ser archivada por inconveniente más que por inconstitucional.

De esta manera la polémica y cuestionada iniciativa quedó sin vigencia.
 
La jornada comenzó con un poco más de una hora de retraso tanto en ambas plenarias.

De esta manera se levantaron las plenarias y se convocó a un nuevo periodo legislativo para el próximo 20 de julio.

La jornada en el Senado
En el Senado, donde hizo presencia el ministro del Interior, Federico Renjifo, uno de los primeros en hablar fue Manuel Enríquez, quien pidió a los congresistas actuar con "tranquilidad y conciencia".
 
Al rechazar los señalamientos ofensivos y amenazantes, reiteró que el acto legislativo debe ser archivado. "Aquí hay un temor porque algunos consideran que nosotros con este acto estaríamos prevaricando", añadió.
 
Y precisó: "si no archivamos esta malograda Reforma seguramente habrá muchas afectaciones", consideró.
 
Entre tanto, Camilo E. Romero, del Polo Democrático, sostuvo que el Congreso no puede quedar bien librado con el hundimiento del acto legislativo, porque fue la ciudadanía la que motivó la citación a las sesiones extras. "No puede el Congreso mostrarse como redentor, la nueva ciudadanía se pilló a este Congreso. Queda claro ante el país que esto parece una casa estudio".
 
"Defendemos ante todo el marco de marcos, la norma de normas, que es la Constitución… Esta Reforma se cae o la tumbamos", puntualizó.
 
En la Cámara, el Polo no votó
El presidente de la Cámara, Simón Gaviria, leyó las objeciones presidenciales y el informe de Comisión Accidental en el que se ratificaba que se pediría archivar el acto legislativo y que fue conciliado la semana pasada.
 
Sin embargo, al inicio de la plenaria, los representantes por el Polo Democrático dejaron la constancia de asistir ni votar. Mientras que Miguel Gómez aseguró: "las sesiones extras son inconstitucionales, no participaré en sesión, presenté objeción de conciencia ante el partido (de la U)".
 
En su intervención ante la plenaria, el representante Pablo Sierra, precisó que el partido de la U no tiene intención de proponer de Asamblea Nacional Constituyente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.