Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co martes, 10 de agosto de 2021

La tutela interpuesta por el senador alegaba que la reforma violaba las órdenes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

El Consejo de Estado negó una tutela presentada por el senador Gustavo Petro para frenar la reforma a la Procuraduría General de la Nación y el Código Disciplinario Único.

La Sección Primera del alto tribunal afirmó que el recurso presentado por Petro es improcedente, por lo que el expediente le fue enviado a la Corte Constitucional para que sea revisado “dentro de los 10 días siguientes a la ejecutoria de esta providencia si ella no es impugnada”.

La tutela interpuesta por el senador alegaba que la reforma a la Procuraduría, la cual fue avalada por el Congreso de la República, violaba las órdenes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pues el tribunal aseguraba que solo un juez podría tomar la decisión de destitución de un político elegido de manera popular. Dicha reforma tiene como fin modificar la Ley 1952 de 2019 (Código Disciplinario).

Petro recordó que el pasado 8 de julio de 2020, la Corte Internacional hizo un llamado al Estado por una supuesta violación de los derechos fundamentales del exalcalde, producto de un fallo de 2013 emitido por la Procuraduría General de la Nación. En ese entonces, el ente de control destituyó e inhabilitó durante 15 años a Petro, producto de la modificación al esquema del sistema de recolección de basuras de la capital. Esta reestructuración se dio cuando el senador se desempeñó como alcalde de Bogotá durante esos años.

Pese al descontento del exalcalde, la procuradora Margarita Cabello ha afirmado en varias ocasiones que la reforma de la entidad será beneficioso para los procesos disciplinarios contra los funcionarios públicos, pues les otorgará las garantías procesales. La reforma incluirá dos instancias disciplinarias para ofrecer la posibilidad a los funcionarios públicos de apelar la decisión para que sea revisada por un procurador supervisor del caso.

“Esto era un tema de país, era un tema de respetar las instituciones, de entender que la institucionalidad es fundamental para vivir en paz”, dijo Cabello con la reforma. La Procuraduría añadió que el proyecto es un avance para que la entidad siga cumpliendo su función disciplinaria, mientras, se respetan los derechos de los investigados. “Todas las faltas que cometan los funcionarios de elección popular serán investigadas, juzgadas y sancionadas cuando haya actos de corrupción”, dijo la entidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.