Expansión

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid sábado, 15 de mayo de 2021

El productor aseguró que tiene documentadas un total de 10.000 notificaciones de infracciones enviadas a YouTube

El empresario español Carlos Vasallo, dueño de los derechos de más de 3.000 películas mexicanas, dice que con la demanda contra las plataformas YouTube y Google que acaba de interponer ante la Justicia de Estados Unidos quiere impedir que “se queden con toda la inteligencia” del mundo.

“La batalla la voy a dar por todo el mundo, no por mí solo”, afirmó Vasallo, quien acusa a la plataforma de videos propiedad de Google de no respetar de manera reiterada el copyright de sus películas y de lucrar con ello en la demanda civil planteada la semana pasada en un tribunal federal de Miami.

Poseedor de siete plataformas en Estados Unidos para comercializar su “librería” cinematográfica, entre ellas el canal América Tevé de Miami y Cine Nostalgia y Cine Estelar, Vasallo lleva más de 10 años viendo la piratería en YouTube y peleando para defender la propiedad intelectual de sus películas.

Ha gastado millones de dólares en controlar las violaciones para notificarlas a YouTube e incluso ha tratado de llegar a un arreglo con la compañía tecnológica. Sin embargo, no aceptó las condiciones para recibir la “llave” con la que un usuario puede retirar el mismo de la plataforma los materiales pirateados, dijo en una entrevista que le dio a la agencia EFE en Miami. Explicó que el rechazo de la decisió es porque al entrar en el sistema Content ID de YouTube renunciaría a obtener algo por todas las violaciones anteriores del copyright de sus películas.

El empresario español dijo que demandas anteriores de otras personas o compañías contra ambas plataformas nunca han llegado a juicio, porque YouTube y Google han hecho arreglos previamente con los demandantes.

Según la Ley de Copyright Digital, conocida como Ley Millenium (1998), por la primera infracción se paga US$30.000 y por la segunda, considerada legalmente una “infracción maliciosa”, US$150.000 dólares. El empresario tiene documentadas 10.000 notificaciones de infracciones enviadas a YouTube.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.