Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co jueves, 6 de junio de 2019

Martínez se refirió a la polémica por el presunto regreso de los falsos positivos y sobre si hubo motivos políticos para su ascenso

 

Luego de que el Senado de La República aprobara su ascenso en medio de la controversia por el artículo publicado en el New York Times sobre la presunta ‘reencarnación’ de los llamados falsos positivos, el general comandante del Eejército Nacional, Nicacio Martínez, dio entrevista a una reconocida cadena radial.

"La intención no es generar muertos, la intención es enfrentar una amenaza criminal. Lo primero que hicimos fue sacar una política de absoluto respeto de las Fuerzas Militares con los Derechos Humanos. No había ningún compromiso de muerte con nadie. Jurídicamente, el formato está bien, hubo un mal ententido y por eso tomamos la decisión de tomar otro formato o abolirlo", aseguró el uniformado.

"Estamos con las manos limpias, queremos darle la cara al país", agregó el comandante del Ejército Nacional al sostener que hacen inteligencia preventiva. "A las operaciones militares no vamos a matar a personas, nosotros no estamos para matar personas", agregó.

"Aspiramos a que nunca más se puedan presentar los mal llamados falsos positivos... este es un Ejército profesional, quien esté fuera del marco de la ley cero tolerancia, seremos los primeros en denunciar", agregó el comandante del Ejército Nacional.

"Estoy abierto a la crítica, aquí somos transparentes. No tengo cacería de brujas contra nadie, no hay cacería de brujas dentro del Ejército, a todos les doy el mismo trato", aseveró con respecto a si hubo motivación política alrededor de su caso.

El comandante del Ejército aseguró que respeta las denuncias periodísticas, pero consideró que están llenas de imprecisiones y desinformación. "Los cumplimientos de objetivos no son muertes", aseguró el general Martínez, quien indicó que frente a dichas denuncias de The New York Times y El País, de España hay respeto. "Lo que vale es nuestra justicia, estamos dentro de un Estado de derecho. Lo único que tengo claro es que siempre he actuado de buena fe. Si sacan unos pedazos fuera de contexto pues los malinterpretan", agregó.
"Aquí hay un comandante del Ejército que tiene las manos limpias, no los vamos a defraudar. Saludo especial a todos nuestros soldados", finalizó el oficial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.