Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co Viernes, 4 de mayo de 2018

Tanto el procurador Carrillo y el vicepresidente coincidieron en la urgencia de actuar en la región

El procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, y el vicepresidente de la República, Óscar Naranjo, asistieron a la Mesa Regional para la Protección Efectiva de Defensores de Derechos Humanos y Líderes Sociales en Tumaco, donde abordaron aspectos como el control del Estado ante problemáticas como el narcotráfico y la presencia de grupos armados ilegales en la zona.

“Una derrota en Tumaco será otorgarle un triunfo al narcotráfico y al crimen organizado. Que esto no sea el preludio de un capítulo donde nuevas formas de crimen organizado atenten contra nuestras comunidades étnicas”, aseguró Carrillo a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, Naranjo señaló que la situación en Tumaco requiere un “triple examen” en el que se escucharán a las comunidades, se darán las respuestas que las instituciones tienen a esta problemática, y se efectuarán los compromisos para hacer un seguimiento exacto que se adopte en función de esa protección.

Asimismo, mencionó que el Gobierno está preparando una solución que no solo será policial, militar o judicial, sino que realmente se ocupará de reconstruir el tejido social y la confianza de la población de Tumaco en la institucionalidad.

“Vamos a perseguir a los criminales con carácter de urgencia para que el peso de la ley caiga sobre ellos, y al mismo tiempo ofrecer las condiciones básicas de seguridad colectivas e individuales”, afirmó.