Sebastian Pinilla - jpinilla@larepublica.com.co Jueves, 14 de junio de 2018

Indalecio Dangond opinó sobre las propuestas agro más viables

La República habló con Indalecio Dangond, presidente de la firma consultora en financiamiento agropecuario Open Loans y colaborador en el plan de política agraria de la campaña de Iván Duque, sobre el futuro del sector agro y las propuestas del candidato a la presidencia.

¿Por qué las propuestas agro de Iván Duque, le beneficiarían más al país que las de su contrincante Gustavo Petro?

Por una sencilla razón. Las propuestas de Duque están enfocadas a generar mayor productividad, competitividad y rentabilidad de los agronegocios a través de las alianzas productivas entre productores del campo, la agroindustria y el comercio de alimentos.

¿Cuál cree usted, que es la mayor diferencia entre las propuestas de ambos candidatos?

Mientras que Gustavo Petro, propone una política de aumento de impuestos, expropiación y repartición de la propiedad rural, sin ninguna estrategia de emprendimiento rural, el candidato Iván Duque, propone una política de fomento a la inversión y productividad del campo colombiano, con medidas concretas de saneamiento de la propiedad rural, reducción del costo país, financiación a largo plazo y programas de cobertura de riesgos.

¿Cómo cree que recibe el país en materia Agro, el próximo presidente de Colombia?

Muy mal. De los 2,7 millones de productores censados por el Dane en 2014, 54% no tienen formalizados sus títulos de propiedad rural, lo cual impide el acceso al crédito y a los programas de ayudas del Estado; 43% de los campesinos no cuenta con educación básica primaria y 89% no recibe el servicio de asistencia técnica, lo cual no les permite que sus proyectos productivos sean rentables, pues 83% de los productores dijo no poseer maquinaria agrícola y 66% no cuenta con sistema de riego.

¿Cuál es el factor más difícil que tendrá que resolver el próximo presidente del país, en este caso?

La ineficiencia del campo colombiano y el alto costo país, porque no somos competitivos para ir a la par con los agricultores y ganaderos de los países con los cuales hemos suscritos 16 TLC, y que nos están introduciendo 14 millones de toneladas de alimentos y materias primas anuales.