Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co martes, 16 de marzo de 2021

La ley de depuración normativa 2085 de 2021 tiene como objetivo estudiar la pertinencia de las leyes desde 1886 hasta 2014

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó ayer la nueva ley de depuración normativa 2085 de 2021 que tiene como objetivo estudiar la pertinencia de las leyes expedidas desde 1886 hasta 2014.

El análisis jurídico de la normativa vigente, además de ser una enorme tarea, buscará determinar cuáles son las leyes que han perdido vigencia o ya no tienen la capacidad de producir los efectos esperados; de esta forma, se derogarán definitivamente los preceptos legislativos que no sean considerados como anacrónicos y obsoletos.

Otro de los cambios importantes que se busca con esta nueva ley es dar potestad jurídica a los jefes y directores de las entidades estatales para determinar las normas administrativas de carácter general y abstracto una vez se haya hecho la depuración, las cuales reemplazarán a las que queden sin efecto producto del análisis que propone la ley.

Se afirmó, además, que el desarrollo de la depuración busca consagrar “la cultura de la legalidad”, cuyo propósito es crear consciencia sobre el cumplimiento de las normas jurídicas, así como “parámetros de conducta en el marco del respeto a la dignidad humana, la libertad y la igualdad”.

La actualización del Sistema Único de Información Normativa (Suin-juriscol) es otra de las propuestas del Gobierno, con la cual se busca una publicación anual que consigne el listado de las normas derogadas o que fueron declaradas inconstitucionales o ilegales. Además, deberán ser expuestas las normas constitucionales y legales que hayan sido reglamentadas en el año.

El presidente de la República, Iván Duque, anunció una serie en beneficios con la entrada en vigor de esta ley. La primera es que las personas podrán tener un mayor conocimiento de las leyes que comunican a la sociedad y al Estado; de esta forma, podrán conocer de forma explícita sus derechos y obligaciones vigentes en busca del interés general.

“La Ley tiene por objeto decidir la pérdida de vigencia integral de un grupo de cuerpos normativos de carácter general, afectados por fenómenos jurídicos de pérdida de vigencia, y derogar expresa e integralmente otro grupo de cuerpos normativos identificados como depurables por las oficinas y dependencias jurídicas de sectores de la Administración Pública, así como fomentar la cultura de la legalidad”, dijo el ministro de Justicia, Wilson Ruiz.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.