Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co sábado, 17 de mayo de 2014

El escándalo deportivo de la semana pasada cada día toma más fuerza. La decisión de Didier Deschamps, seleccionador del equipo francés que jugará en el Mundial de Brasil 2014, de no convocar a Samir Nasri para la competición, hizo que la novia del jugador protestara a través de su cuenta de Twitter.

Anara Atanes, la novia de Nasri, publicó una serie de tweets en los que insultó a Deschamps. La reacción del técnico fue demandar ante las autoridades por injuria a la modelo británica.

Otro participante de la demanda en contra de la novia de Nasri, jugador del Manchester City, fue la Federación Francesa de Fútbol, debido a que los insultos se extendieron en contra de la institución.

Atanes se lanzó en contra de Francia y Deschamps a través de su Twitter el martes de la semana pasada, cuando el técnico dio a conocer la lista de los 23 convocados al Mundial en la que no se encontraba la estrella del Manchester City.

“¡Que se jodan Francia y Deschamps!”, dijo Atanes en la red social. Luego de realizar esa publicación, la modelo se retractó y ofreció sus disculpas al técnico y a la Federación, sin embargo ambas partes decidieron seguir adelante con el recurso.

El abogado de Deschamps, Carlo-Alberto Brusa aseguró que la demanda se instauró debido a la repercusión mediática que se hizo de la situación, lo que puso en duda la imagen del técnico y de la selección francesa.

Según los reportes de la prensa francesa, se espera que los tribunales de ese país analicen la situación y llamen a conciliar a las dos partes.

El proceso durará al menos seis meses y si no se llega a un acuerdo, la defensa del técnico estaría dispuesta a pedir dinero en compensación por los daños causados por la injuria que realizó la modelo nacida en el Reino Unido.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.