Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 15 de octubre de 2016

Una declaración en tal sentido la dio quien será el jefe negociador, alias Pablo Beltrán, al enviar un mensaje III Seminario sobre delito político que se desarrolla en Bogotá. 

Al respecto, sostuvo que están dispuestos a reconocer sus responsabilidades en la guerra pero también exigen lo mismo por parte de las FFMM y el Estado. Una situación similar a como se pactó en la negociación entre el Gobierno y las Farc. 

Sobre las conversaciones de paz dijo que están encaminadas a conseguir los cambios mínimos para garantizar la democratización del país y sacar la violencia de la política. 

Destacó que el punto central en la agenda entre las dos partes está la participación de la sociedad y tendrá su conclusión en el desarrollo de un listado de cambios básicos sobre los cuales deberá pronunciarse el gobierno. “Esa va a ser la prueba para ver si estas clases dominantes tienen la voluntad para ceder en algo en sus privilegios", indicó en su mensaje al seminario. 

Planteó que uno de los primeros cambios que se debería dar es la reforma política que desemboque en la eliminación del paramilitarismo. Además, resaltó que el avance de las negociaciones de paz tendrán que conducir a que se acabe la rebelión que ha existido porque no se han facilitado las vías democráticas para la expresión de las diversas posturas, solamente ahí dejaría de existir la rebelión. 

De otra parte, el excomisionado de paz y negociador en la etapa secreta con el ELN, Frank Pearl, señaló que la primera etapa de la mesa durará seis semanas, cuyo trabajo se dará en Quito, Ecuador, pero posteriormente las partes definirán en dónde retomarán las discusiones. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.