Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Natalia Arteaga

martes, 1 de julio de 2014

La Ley 3 de 1992, en su artículo segundo, establece que tanto el Senado como la Cámara de Representantes conformarán Comisiones Constitucionales Permanentes, encargadas de dar primer debate a los proyectos de acto legislativo o de ley, referente a los asuntos de su competencia.

En total son siete comisiones las que se agruparán a partir de una mesa directiva, creada por representantes de cada partido, escogidos en plenaria por los movimientos.

Para el 28 de junio de 2014, dichas Comisiones deberán estar establecidas, conforme lo dicta la ley.

Cada uno de los siete equipos tiene su especialidad y dentro de la estructura de cada órgano hay un presidente, un vicepresidente, un secretario y un subsecretario, según explicó Juan Camilo Hernández, analista político. “La elección de la presidencia se da por votación y acuerdos políticos dentro de la mesa directiva. Por lo general en estos puestos quedan los que obtuvieron mayor número de curules en las elecciones”.

Los representantes de cada uno de los partidos políticos en la mesa, tendrán que exponer los compromisos definidos al interior de sus movimientos para llegar a acuerdos. Para ello, el equipo que se hará público el próximo 20 de julio, tendrá una semana de plazo, para tomar decisiones definitivas. Dicha negociación deberá darse considerando el cuociente electoral, señalado en el artículo 6 de la ley, donde se explica que cada comisión se da por el número total de curules, 102, dividido entre el número de vacantes en cada una de las comisiones. Por ejemplo, si la comisión primera tiene 19 puestos destinados a los senadores, cada partido tendrá una participación de 5,3. La última cifra deberá ser dividida por el número se senadores que haya sacado cada partido.

Si La U, tiene 21 senadores, esa cifra debe dividirse por 5,3 y tendría en la próxima comisión primera, cuatro funcionarios públicos atendiendo reformas constitucionales y leyes estatutarias. Para elegir a los representantes de la Cámara, la regla es la misma.

Todos los miembros del Congreso tienen la obligación de pertenecer a algunas de estas Comisiones, y podrán estar solo en una.

La primera, la segunda, la tercera y la cuarta son, tradicionalmente, las más apetecidas por los senadores, según Héctor Lamus, abogado especialista en derecho electoral y quien se desempeñara como asistente de Mercedes Rincón en la Comisión quinta. En esta opinión Lamus coincide con Jorge Eliécer Ballesteros, exsenador de La U, quien afirma que el ‘fuerte’ está en estas Comisiones debido a que ahí se concentrarán las decisiones frente a los tratados de libre comercio que se vendrán con Corea del Sur, la Alianza del Pacífico y otros temas de gran influencia en la economía nacional.

Jorge Eliécer Guevara, exsenador del Polo Democrático, también puntualiza que la principal razón por la que todos quieren estar en dichos grupos, se debe a que ahí estarán los fallos claves del posconflicto, en caso de que el proceso de paz llegue a feliz término en La Habana, Cuba.

Aunque las primeras cuatro, se ranquean como las más ‘deseadas’, los cupos dentro de las mismas, se darían de acuerdo al cuociente electoral explicado anteriormente, o al menos así lo señala la ley. Pese a ello, hay algunos políticos como Carlos Alberto Baena, exsenador del Mira, que no confía mucho en la fórmula legal y se atreve a asegurar que los acuerdos políticos al interior de la mesa, son muy influenciados por los partidos que tienen mayor participación. En este caso, los que conforman la coalición. “Hay a algunos senadores que les toca ubicarse por descarte en las comisiones y no en la que realmente quisieran estar”.

Baena asegura que la comisión primera es la más deseada porque es donde se hacen todas las reformas constitucionales y ahí, según el experto tendrán más peso los ‘santistas’. “Para mí, la participación no se da como debería. Me parece excluyente y antidemocrática”.

Otros por el contrario, creen que no hay lugar para las ‘roscas’ como afirma Baena. Eugenio Prieto, exsenador del Partido Liberal, por ejemplo, dice que la participación en la primera comisión no es ‘arreglada’ y si para el periodo de 2014-2018 va a quedar conformada en su mayoría por miembros de la coalición es porque ellos lograron una representación importante en el nuevo Congreso.

Las opiniones

éctor Lamus
Abogado experto en derecho electoral
“Las primeras cuatro Comisiones son las más apetecidas por los miembros del Congreso, porque ahí se concentran decisiones definitivas para el futuro económico de Colombia, al definir presupuestos y demás”.

Juan Camilo Hernández
Analista político

“La elección de la presidencia de las Comisiones, se da por votación y acuerdos políticos dentro de la mesa directiva. Por lo general en estos puestos quedan los que obtuvieron mayor número de curules”.

Carlos Alberto Baena
Exsenador del movimiento mira

“Hay algunos senadores que les toca ubicarse por descarte en las comisiones y no en la que realmente quisieran estar. Esto porque los acuerdos políticos al interior de la mesa directiva son muy influenciados”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.