Reuters Lunes, 15 de diciembre de 2014

Los trabajadores de cinco almacenes de Amazon en Alemania comenzaron ayer una huelga de tres días en plena temporada navideña para presionar al gigante estadounidense de la venta online en medio de una larga disputa laboral.

La primera en iniciar el paro de protesta fue la mayor sede de Amazon en Alemania situada en la ciudada de Bad Hersfeld, en el este de Hessen. Posteriormente se sumaron los trabajadores de Leipzig (Sajonia), Graben (Baviera), Rheinberg y Werne (ambas en Renania del Norte-Westfalia).

Los trabajadores de los almacenes de Amazon en Alemania empezaron el lunes las protestas con el fin de presionar por un aumento de salario y la mejora de sus condiciones en un momento en el que la minorista por Internet quiere lograr que todos los pedidos de Navidad lleguen a tiempo a los destinos solicitados.

De esta manera, el sindicato de trabajadores del sector servicios, Verdi, indicó que la huelga empezó a las cinco en nueve centros de distribución de Amazon, pero añadió que no sabría cuántos trabajadores participaron en el paro hasta el final del turno nocturno.

Por su parte la empresa estima que unos 1.100 empleados del turno de mañana han participado en esta acción de protesta en los cinco centros. En Alemania trabajan en Amazon durante la campaña navideña unas 20.000 personas, de ellas 10.000 empleados fijos y otros 10.000 contratados para la temporada.

Versiones encontradas
El representante del sindicato de trabajadores, Thomas Schneider, adicionalmente comunicó que no podrían descartarse retrasos en los envíos de navidad debido a las huelgas. Sin embargo, la empresa de ventas online comunicó a sus clientes que podrían realizar pedidos hasta la medianoche del 21 de diciembre para recibir los regalos a tiempo para Navidad, o incluso el 23 y 24 si solicitaban el llamado envío “exprés”.

“Entregamos con fiabilidad”, dijo una portavoz de la compañía.
No hay que olvidar que el año pasado, los pedidos de Amazon en Alemania acanzaron su máximo el 15 de diciembre cuando los clientes compraron 4,6 millones de artículos aproximadamente 53 por segundo.

Verdi ha organizado huelgas con frecuencia en Amazon desde mayo de 2013 mientras busca que la empresa eleve el salario de los trabajadores de sus centros de distribución según los acuerdos negociados colectivamente en el sector minorista y de envíos por correo de Alemania.

Amazon ha rechazado repetidamente las demandas del sindicato, argumentando que considera al personal de los centros de almacenamiento como trabajadores de logística y que reciben una paga por encima de la media, según los estándares de ese sector.